¿División total entre los pensionistas?

Movimiento de Pensionistas de Bizkaia

Desde hace meses diversos medios de comunicación parecen haberse volcado en socavar la credibilidad del Movimiento de Pensionistas y la confianza que en él se tiene.

Comienza a destacar El Correo, del grupo Vocento, con más de 100 empresas, 400 revistas y diarios escritos y digitales, emisoras de radio y tv,… el primer grupo de información general con la cuarta parte de la cuota y con accionistas de familias relacionadas con grupos inversores y con la banca, el poder financiero que bombardea con informes, a nuestro juicio arbitrarios, sobre la insostenibilidad del sistema público de pensiones (SPP).

Intuimos que los intereses de empresa y los de sus inversores, prevalecen sobre la oferta de una información objetiva, imparcial y contrastada. Ya durante los días previos a la movilización general del 30 de enero, se emplearon a fondo. Intentaron desacreditar al movimiento, magnificando las disconformidades de algunas asociaciones de pensionistas, cuyos integrantes participaban y siguen participando en el movimiento, en sus concentraciones, en sus coordinadoras y en sus comisiones de trabajo. Lo que El Correo calificó de desunión del movimiento, se tradujo en la movilización en defensa de las pensiones más concurrida desde la de Marzo de 2018, con miles de personas concentradas en las capitales al mediodía y miles de personas más, movilizadas por la tarde, en cientos de pueblos de Euskal Herria. Una costalada informativa evidente.

El sábado 29 de febrero, El Correo publicó otro artículo parcial y sin verificar que titula División total entre los pensionistas. La fuente informativa parecen ser las mismas asociaciones de pensionistas. Antes del 30-E anunciaron aquella ruptura del movimiento que congregó en Bilbao 50.000 personas. Hoy porfían, parecen afanarse más en desprestigiar al MPB que en confrontar con los responsables del mantenimiento y profundización de las reformas y recortes. El Correo vuelve a descartar el contraste de la información recibida, aún sabiendo dónde y cuándo poderlo realizar. El resultado no puede ser diferente: desinformación, inconsistencia, pero también confusión y perjuicio a la lucha por unas pensiones dignas, justas y suficientes.

Hacer pública una información sin contrastar, desacredita al profesional, si causa perjuicio es negligente y si media interés, deshonra a toda la profesión. El Movimiento de Pensionistas confronta pero respeta a los que argumentan contra nuestro parecer sobre el Sistema Público de Pensiones, menosprecia a informadores incompetentes que publican información a la ligera y sin calibrar el perjuicio que generan y aborrece a quienes la manosean y manipulan sin escrúpulos y con falta de profesionalidad.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude