Anulada la sentencia de cárcel de Otegi, Diez, Zabaleta, Rodríguez y Jacinto por el caso Bateragune

El Tribunal Supremo español ha anulado la sentencia del caso ‘Bateeragune’ que condenó a la cárcel a Arnaldo Otegi, Rafa Díez Usabiaga, Miren Zabaleta, Arkaitz Rodríguez y Sonia Jacinto tras el fallo del Tribunal de Derechos Humanos (TDH) de Estrasburdo que dictaminó que no habían tenido un juicio justo. Los cinco sufrieron penas de prisión de entre 6 años y 6 años y medio  que cumplieron íntegramente.

La decisión hoy anunciada es producto de la asunción por el alto tribunal español de los recursos de revisión presentados por Otegi, Díez Usabiaga, Zabaleta, Rodríguez y Jacinto, anulando la sentencia de 2012 que les condenaba por un delito de pertenencia a organización armada. Los recursos de revisión se presentaron tras dictaminar el Tribunal Europeo de Derechos Humanos que la Audiencia Nacional no les había garantizado un juicio justo cuando fueron condenados, en primera instancia con hasta diez años de cárcel por pertenencia a ETA, en algunos casos con el agravante de dirigentes.

La sentencia hoy dada a conocer anula la propia sentencia Anterior del Tribunal Supremo español que ratificó la cárcel para los cinco de ‘Bateragune’, si bien rebajó sus penas a entre 6 años y 6 años y medio que cumplieron íntegramente.

Sobre Otegi pesaba también una condena de inhabilitación para cargo público que le impidió poder presentarse como candidato a lehendakari en las elecciones autonómicas de 2016 y que se mantenía en vigor hasta febrero de 2021. Dicha medida también ha sido revocada hoy. El Supremo recoge que el Ministerio Fiscal informó también a favor de la anulación de la condena.

Inicio del Juicio del caso ” Bateragune ” en la Audiencia Nacional. En la imagen varios de los acusados: En primer termino, Mieren Zabaleta y Arnaldo Otegi junto al resto como Rafa Diez Usabiaga, Txelui Moreno, Amaia Esnal o Mañel Serra.

Intentar detener el debate en la izquierda abertzale

Otegi, Díez Usabiaga, Rodríguez, Jacinto y Zabaleta, entre otras personas, fueron detenidos el 13 de octubre de 2009, en un momento en el que la izquierda abertzale, ilegal en aquellas fechas, iniciaba un debate en torno a su estrategia política que incluía poner fin a la actividad armada de ETA.

Las detenciones, ordenadas por el entonces ‘juez estrella’ Baltasar Garzón, posteriormente inhabilitado y apartado de la carrera judicial, e impulsadas por el entonces Ministro de Interior del Gobierno español, Alfredo Pérez Rubalcaba, pretendían abortar dicho debate, sin lograrlo. Justo antes de las detenciones se había distribuído ya entre la militancia de la izquierda abertzale el documento a debate que propició el cambio de su estrategia.

A pesar de dicho cambio de estrategia y de que ETA decretase el fin de su actividad armada, Otegi, Díez Usabiaga, Rodríguez, Jacinto y Zabaleta fueron condenados por la Audiencia Nacional con hasta diez años de cárcel por pertenencia a organización armada, modificada a la baja por el Supremo español y, tras el dictamen del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, anulada por el propio Tribunal Supremo, decisión anunciada hoy.

La anulación, sin embargo, cumplió los objetivos de castigo para con estos líderes políticos de la izquierda abertzale y para impedir, entre otras cosas, que Otegi pudiera presentar como candidato a Lehendakari en las elecciones de 2016. Sin embargo, fracasó en el objetivo fundamental de derrotar y hacer desaparecer del mapa político a la izquierda abertzale y sus planteamientos.

Recibimiento a Rafa Diez a su salida de la cárcel. Foto: LAB

Reacciones de Otegi y Rodríguez

Tras conocerse la noticia el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha afirmado que “hay que recordar que no existe Justicia independiente en el Estado español». El líder independentista ha señalado igualmente que “se confirma que nuestro encarcelamiento fue una operación contra la paz en Euskal Herria” y que “hoy es el día para recordar a los presos políticos vascos, exiliados y deportados y exigir su libertad”.

Por su parte, el también condenado en el conocido como caso ‘Bateragune’ Arkaitz Rodríguez, en la actualidad Secretario General de Sortu y parlamentario vasco, ha señalado a través de Twitter que “nos detuvieron, encarcelaron, dispersaron e hicieron cumplir hasta el último día unas condenas que sabían injustas. Y todo con el objetivo de impedir la apuesta de la IA por vías exclusivamente políticas y democráticas. Para que luego traten de dar lecciones de ética y democracia.“

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude