Los pensionistas reclaman derogar las reformas de los últimos años

Una semana más, los hombres y mujeres pensionistas leioaztarras se volvieron a reunir en la plaza del Ayuntamiento y en el Bulevar de la Avenida Iparragirre para seguir reivindicando unas pensiones dignas de 1.080 € al mes que permita vivir con dignidad a los hombres y mujeres del país retiradas del mercado laboral.

Tanto en Leioa como en otras concentraciones de pensionistas fue foco de atención la caída del Gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy y su sustitución por uno del PSOE presidido por Pedro Sánchez. Hasta ahora, Rajoy y el PP, junto al PNV con menor intensidad, habían sido el centro de las mayores críticas. Tras su caída tras la moción de censura aprobada, los portavoces de las organizaciones de pensionistas reclamaron del nuevo presidente del Gobierno español derogar las reformas de pensiones y laborales aprobadas por el PP, pero también la reforma aprobada en el año 2011 por el socialista Rodríguez Zapatero. Porque, como recordaba Jon Fano, “las pensiones que hoy heredamos son fruto no solo de las medidas adoptadas en los últimos años por el PP, sino también de las medidas laborales y fiscales que llevó a cabo el PSOE cuando estuvo en el Gobierno, y en especial la que tomó Zapatero en el 2011 congelando las pensiones”.

Los portavoces de los pensionistas dejaron claro que “gobierne quien gobierne” continuarán movilizándose exigiendo pensiones mínimas de 1.080 €, la subida de todas las prestaciones ligada a la del IPC y la derogación definitiva del índice de sostenibilidad. Por su parte, Victor Etayo criticó “las pensiones privadas” y el Pacto de Toledo, “que no nos sirve”, al tiempo que manifestaba que “no pedimos, exigimos pensiones públicas”. Advirtió al PSOE que “tendrá que rectificar” su postura inicial de no derogar la reforma de las pensiones, porque “si no nos apoyan y hacen suya esta lucha, nos van a contar enfrente”. Etayo también manifestó que “igual que ha caído el PP también puede caer el PSOE”.

Por eso piensan seguir movilizándose las siguientes semanas también. El próximo lunes, en Bilbao, tras la concentración en las escaleras y la plaza frente al Ayuntamiento, realizarán una manifestación hasta la Subdelegación del Gobierno sita en la Plaza Moyua. Una movilización que “no va contra nadie -arguyen-. Solo es para recordar que seguimos en la calle y que gobierne quien gobierne las pensiones se defienden”.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude