Héctor Ríos: ‘Subo a entrenar como cuando era cadete’

Héctor Ríos es desde hace mucho tiempo uno más de los jugadores de Askartza Waterpolo; o quizás es más que eso, una pieza fundamental en el equipo por lo que aporta dentro, y sobre todo fuera del agua.

¿Cómo fue el partido de Granollers? Es un rival directo, y nos costó al principio. Luego un gol de uno, expulsión de otro, a Jokin se le resbala la bola, el entrenador le chilla, nada nuevo…

El partido estaba controlado y, sin embargo, al final volvisteis casi de vacío. Así es, pero el final es lo que cuenta: golazo de Agirre y creo que dijo que quería en el txoko costillas a la cerveza o coca cola, patatas fritas y ensalada. Es un menú que se merece él y el resto del equipo

¿Este punto hace mejor el triunfo ante el Molins de Rei? Eran partidos difíciles y eso nos motiva, recuperamos la esencia del año pasado. En casa somos grandes y eso nos lo tenemos que creer más. Fuera, en piscinas largas debemos arriesgar menos y hacer mas caso a Javi [Cortés, entrenador del equipo], tiene razón.

Ante la Concha este próximo sábado a las 18:00 horas en Askartza, ¿ganar o ganar? Es un rival que va a luchar hasta el final, al puro estilo de juego madrileño. Son guerreros y especialmente a mí  son los partidos que me gustan. En su casa los supimos llevar muy bien, pero tienen jugadores con mucha calidad que darán un bonito juego.

El equipo parece que va hacia arriba. Hemos pasado lo peor, que es las 2 semanas de parón por navidades. Somos un equipo de peso y eso en el agua se nota, en ese bache pensaba que algunos se quedaban en las comidas navideñas.

Y tú Héctor como te encuentras, ¿veterano de guerra? Cada vez más viejo. No se cómo se sentirá Orozko con sus 40 años, pero a mí cada vez se me hacen más largas las semanas, cada vez cuesta más subir a entrenar y cumplir con los tiempos de las series de 400 que marca Javi, aunque subo con la misma ilusión que cuando era cadete y me encanta el rol de poder enseñar tanto cosas buenas y cosas malas a los más pequeños que acaban de subir al primer equipo

¿Algo que añadir?

Agradecer, como siempre, a esa grada joven de hooligans que nos viene a ver a los partidos (a los que invito a que canten y hagan todavía más ruido) y a la parte más mayor y más moderada. Pero esta vez  también quiero mencionar a esa minoría que viaja para vernos, que parecen que son el doble que  la grada contraria, o  también están los que por parentesco o no, no se pierden un partido en Barcelona, Gracias, es increíble jugar en Askartza.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.