120 personas se reúnen para rechazar la sentencia del Supremo

120 personas se reunieron ayer a las 20:00 horas en el Bulevar de la Travesía Iparragirre de Leioa para rechazar el fallo hecho público por el Tribunal Supremo español contra los líderes soberanistas de Catalunya.

La iniciativa social Gure Esku había realizado la convocatoria a través de las redes sociales el mismo día por la mañana. También solicitaba acudir a la misma con instrumentos para hacer ruido. Así lo hicieron la inmensa mayoría de participantes; aparecieron en el punto de la concentración con silbatos, cazuelas y diversos utensilios metálicos.

Haciendo ruido, y acompañados de la música de Lluis Llach sonando por la megafonía, estuvieron durante la mayor parte de la concentración. A la cabeza, una pancarta con el lema El referéndum no es delito sujetada por diversos miembros de Gure Esku. Aquí, unas imágenes de la concentración:

Para dar punto final a la concentración, dos miembros de la iniciativa social dieron lectura al manifiesto hecho público con motivo del fallo judicial. En él, consideran que la sentencia del Tribunal Supremo español «es un ataque grave contra la democracia». Y añaden que «el mismo proceso judicial no ha sido justo, sino lleno de arbitrariedades, sustentado en acusaciones insostenibles y con prisiones provisionales que, como ha denunciado el grupo de trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU, han conculcado los derechos de las personas presas». Por ello, Gure Esku cree que «el único final justo de este juicio político era la absolución, pero lo que hemos podido ver en estos largos meses reafirma que en el Estado español estamos en medio de una crisis democrática de alta intensidad».

Según expresaron los miembros de Gure Esku, «la sentencia es un ataque grave contra la democracia y ha abierto una gran puerta a la criminalización de los derechos fundamentales como el derecho de manifestación, el derecho de reunión, la libertad de expresión, el derecho a voto o el derecho de autodeterminación», algo «inaceptable» dado que, «su ejercicio ha de estar protegido por los poderes públicos».

Gure Esku considera que «decidir el futuro a través de un referéndum es un derecho democrático. En Euskal Herria también lo queremos legalizar y utilizar». Por ello, «estamos inmersos en la organización de una iniciativa ciudadana por el referéndum. Queremos decidir nuestro futuro vía referéndum y en esa dirección no daremos ni un paso atrás», señalaron.

Para terminar, los miembros de la iniciativa social manifestaron que se habían movilizado «contra una injusticia y en pro de los derechos fundamentales; en contra de la criminalización del referéndum y en favor de los derechos colectivos de los pueblos; en contra del camino de la represión y en pro del diálogo y una solución política». Añadieron, además, que «seguiremos movilizándonos», recordando la manifestación nacional que han convocado para el próximo sábado 19 de octubre en Donostia «por la libertad de las presas y presos políticos catalanes y en defensa de nuestros derechos fundamentales». Poniendo de manifiesto una vez más que lo harán «juntos. Con Catalunya».

A las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *