Miles de pensionistas reclaman una «respuesta satisfactoria» al Gobierno de Sánchez

56 pensionistas se reúne nuevamente en las escaleras del Ayuntamiento reivindicando unas pensiones dignas

Hoy tocaba, nuevamente, lluvia. Un tiempo desapacible que, no obstante, no ha impedido que 56 pensionistas leioaztarras se agrupen en las escaleras de la Casa Consistorial «en lucha por nuestros derechos y por las próximas generaciones».

También en Bilbao más de cinco mil personas se han agrupado en torno a las escaleras del Ayuntamiento y, con posterioridad, han realizado una marcha hasta la subdelegación del Gobierno español en la capital vizcaína situado en la Plaza Moya. «Fuera ladrones de las instituciones» y «Esta batalla la vamos a ganar» han sido dos de las consignas más repetidas por las personas participantes en esta movilización.

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia ha manifestado que llevan «21 lunes» desde el pasado mes de enero en defensa de sus «legítimas demandas» y con un «mismo objetivo, una pensión pública digna para todas las personas». Han señalado que «en estos meses hemos llevado a cabo también cuatro manifestaciones multitudinarias, habiéndonos movilizado cientos de miles de pensionistas y numerosas personas del resto de la sociedad».  Del mismo modo, han recordado al nuevo Gobierno central sus principales reivindicaciones: la revalorización de todas las pensiones según el IPC, la derogación del factor de sostenibilidad, una pensión pública mínima de 1.080 € y la superación de la brecha en las pensiones por razón de género.

«Un gobierno que en su composición demuestra aplicar criterios de paridad debería dar una respuesta positiva a tanta discriminación también en el ámbito de las pensiones. Estamos convencidos de que la raíz del problema reside en el injusto reparto de la riqueza, tanto a nivel de Estado como de Euskadi; una riqueza que en una medida importante la hemos generado los pensionistas de hoy», han subrayado. Por ello, los pensionistas han exigido al Gobierno de Sánchez, y también al de Urkullu, que se les tenga en cuenta como «principales interlocutores a la hora de abordar el problema»; entre tanto, «y mientras no recibamos una repuesta satisfactoria, seguiremos en la calle, aglutinando fuerzas con otros agentes sociales, en defensa de nuestros derechos».

Por su parte, Andrea Uña, una de las portavoces de Personas Jubiladas de Bizkaia ha recordado que los deberes que le ponen al nuevo Gobierno español son «los mismos» que al anterior. «Cuando estaban en la oposición nos escucharon y ya conocen nuestra tabla de reivindicaciones», ha dicho, para agregar que «ésta no ha cambiado». «La manifestación de este lunes es un toque de atención, de decir que aquí seguimos, y que gobierne quien gobierne, vamos a continuar defendiendo las pensiones», ha señalado.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *