El levantamiento de las restricciones aumenta la asistencia de pensionistas a las concentraciones

El 21 de diciembre, el movimiento de pensionistas se manifestará desde el Ayuntamiento hasta la Diputación Foral de Bilbao para reivindicar, una vez más, que se cumplan sus derechos.

Tras el levantamiento de las restricciones, en las concentraciones del movimiento de pensionistas se ha percibido una mayor presencia de personas, quizás también ayudados por la mejora del tiempo atmosférico.

Hoy, los miembros del movimiento que se han dirigido a los congregados en Bilbao han señalado que hasta el Pacto de Toledo reconoce que no hay «quiebra del sistema» sino «saqueo sistemático» del mismo, que ha provocado el vaciamiento de lo acumulado en su «caja». Por eso, han señalado que no hay justificación para los recortes de las pensiones, advirtiendo que todo el dinero que debía haber invertido en ellas se gastó en cuestiones ajenas que deberían haberse cubierto con los presupuestos generales del Estado.

El movimiento de pensionistas ha denunciado que este año se cumplen 20 años pendientes de ratificar la Carta Social Europea, aprobada en Turín el 18 de octubre de 1961 y firmada en Estrasburgo por el representante del Estado español el 27 de abril de 1978. Los pensionistas han exigido  a los sindicatos, a quienes acusan de haberse olvidado de sus derechos, que recuperen el «espíritu luchador» que tenían durante la transición y en la clandestinidad del franquismo, pues medidas como la subida de la pensión mínima o el SMI no son caprichos, sino derechos recogidos en una Carta Social Europea aún no ratificada.

La actual crisis sanitaria tampoco ha evitado que continúen sucediéndose recortes. En Bizkaia, les preocupa la transformación del Centro Asistencial de Gallarta en un centro para personas con diversidad funcional. Lo que han definido como una forma de abandonar los cuidados de toda ezkerraldea. Lo mismo ocurre con el Punto de Atención Continuada (PAC) de Deusto que quieren cerrar durante las noches, a partir de febrero, y dejará sin atención primaria a toda la zona.

Por todas estas razones, la concentración del próximo lunes 21 ante el Ayuntamiento de Bilbao terminará con una manifestación hasta la Diputación Foral, Gran Vía 25 en la que también participarán Olentzero y Mari Domingi. «A ver qué regalos llevan a Diputación», han advertido. El movimiento de pensionistas «abre el horizonte de vivir con dignidad». Por eso es necesario seguir firmes y dando respuestas concretas ante la importancia de los cuidados, los servicios sanitarios, las pensiones y, sobre todo, poner la vida en el centro.

Concentración de pensionistas en el Bulevar de la Avanzada I Foto: leihoa.info

En Leioa, por otra parte, hoy se han reunido 22 personas en la habitual concentración de los lunes del movimiento de pensionistas de Leioa en torno al pirulí del Bulevar de la Travesía Iparragirre en favor de unas pensiones públicas dignas y una pensión mínima de 1.080 euros.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *