El movimiento pensionistas vuelve a sus concentraciones tras la exitosa movilización del sábado

Las concentraciones del Movimiento de Pensionistas han vuelto a sus habituales concentraciones de los lunes tras las exitosas movilizaciones del pasado sábado en Bilbao y el resto de capitales y otros municipios vascos. Según las cifras del Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria la participación alcanzó las  15.400 personas teniendo en cuenta  las movilizaciones de Bilbao (10.500), Donostia (1.500), Iruñea (950), Gasteiz (900), Eibar (800), Ondarroa (375), Tafalla (150), Altsasu (120), Lekeitio (85) y Lizarra (40).

La habitual portavoz del Movimiento Pensionista de Bizkaia, Andrea Uña, ha recordado hoy, en el comienzo de su quinto año de movilizaciones, que han conseguido algunas victorias, como “hacer desaparecer el 0,25% que fue el detonante de salida de nuestra presencia en las plazas y en las calles” o impedir que se aplicara el Factor de Sostenibilidad y que se reconozca públicamente que se ha utilizado dinero de la hucha de las pensiones para los llamados “gastos impropios, que deberán pagarse “de ahora en adelante, con los Presupuestos Generales del Estado y no por la Seguridad Social”. Uña ha añadido que “ahora les queda reponer lo que han ido sacando durante años”, y se ha felicitado por haber logrado con la lucha del movimiento pensionista que el debate de la defensa del sistema público de pensiones “esté en la calle y en las agendas de los políticos y de los medios de comunicación”.

No obstante, la miembro del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia ha recordado que las viudas siguen cobrando el 60% de sus conyugues fallecidos; la desigualdad que supone la brecha de género en las pensiones; la pensión mínima de 1080 euros, o la penalización de quienes se jubilen anticipadamente a pesar de contar con 40 o más años cotizados como reivindicaciones no conseguidas por los pensionistas.

Por ello ha llamado a defender el sistema público de pensiones “frente a las amenazas de privatización de las pensiones públicas que promueve Escrivá” y unos servicios socio-sanitarios públicos, universales y de calidad. Uña se ha mostrado convencida de que el Movimiento de Pensionistas, que ha definido como plural, transversal e independiente, “ha llegado para quedarse”, y conseguir con su presencia en las calles sus objetivos: “la defensa del estado de bienestar y de unas pensiones justas dignas y suficientes”.

En Leioa, como es habitual, el movimiento de pensionistas local reunió a 26 personas en torno al pirulí de la Avanzada para reivindicar un pensiones dignas y una pensión mínima de 1.080 euros I Foto: leihoa.info

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.