Tras 4 años, los pensionistas vascos siguen reivindicando unas pensiones dignas con movilizaciones multitudinarias

El Movimiento Pensionista de Euskal Herria ha salido a las calles de las capitales y de otros municipios en el cuarto aniversario del inicio de sus movilizaciones a seguir reclamando unas pensiones dignas y una pensión mínima de 1.080 euros

“Durante estos años miles y miles de personas pensionistas, hemos estado en la calle y hemos condicionado las decisiones de los gobiernos respecto al futuro del Sistema Público de Pensiones (SPP)”, han señalado en su comunicado al final de la manifestación de Bilbao.

“Conseguimos que dos medidas fundamentales de la reforma de pensiones de 2013 quedaran sin efecto; dejó de aplicarse el Índice de Revalorización de las Pensiones (el 0,25) y se pospuso la entrada en vigor del Factor de Sostenibilidad; ha quedado claro que el sistema público de Seguridad Social es perfectamente viable y que con el dinero de las pensiones no se pueden pagar gastos correspondientes al gobierno del Estado. Nuestras movilizaciones han impedido que medidas que estaban previstas para reducir aún más nuestras pensiones hayan sido posibles”.

Por eso hoy han celebrado su orgullo por lo realizado y su lucha contra los recortes y la privatización del sistema sanitario y socio-sanitario “que han multiplicado los fallecimientos consecuencia de la pandemia y a favor de los derechos de las personas trabajadoras”

También se han lamentado de no poder celebrar que las promesas de los partidos que forman parte del gobierno del Estado en materia laboral como de pensiones “se hayan cumplido”. Al contrario, han denunciado que la reforma laboral pendiente de ratificación en el Congreso “no deroga las reformas del PP; los aspectos más regresivos de las mismas siguen vigentes y las mejoras se limitan a recuperar la ultraactividad de los convenios y correcciones en la contratación temporal que no garantizan su reducción significativa; el poder de la patronal para decidir las condiciones de trabajo sigue intacto y la centralización de la negociación colectiva seguirá devaluando los salarios de los y las trabajadoras vascas”. Para el movimiento de pensionistas “esta no es la reforma que se necesita para hacer frente a la precariedad laboral y mejorar las cotizaciones sociales que pagan nuestras pensiones”.

Pancarta reivindicando la lucha de las mujeres pensionistas en pro de una pensión mínima de 1080 euros I Foto: Ecuador Etxea

”La mayor parte de nuestras reivindicaciones, excluidas de la reforma”

El movimiento pensionista ha denunciado que la mayor parte de sus reivindicaciones han sido excluidas de la reforma. Igualmente creen que “las pensiones mínimas seguirán siendo miserables y muy lejos de los 1080 euros “ que reivindican; que se perpetúa la brecha de género en salarios y pensiones y no se derogan los coeficientes reductores de la jubilación anticipada con 40 años cotizados. Asegurarn que como alternativa a los recortes el Gobierno del Estado “se compromete a desarrollar el sistema complementario de pensiones en manos de las entidades financieras del que sólo se beneficiarán los salarios más altos”.

Por ello han exigido al Gobierno de PSOE y Unidas Podemos y a los partidos que lo sustentan “que atiendas nuestras reivindicaciones básicas y urgentes”, solicitanto que los aspectos regresivos de las reformas de 2011, 2013 y 2021 se derogen y no se apliquen.

Así mismo, han exigido que “de inmediato” se aplique el incremento del IPC real en la paguilla de 2021 y se revaloricen las pensiones con el IPC real, “tal y como se hacía antes de la reforma de 2011”; una pensión mínima de 1080 euros y Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 1200 euros.

Para conseguirlo, han demandado a los Gobiernos de la CAV y Navarra que complementen hasta 1080 euros la pensión mínima, además de recordar que “no hay pensiones dignas sin salarios dignos; las cotizaciones correspondientes a los salarios de hoy pagan nuestras pensiones de hoy”.

Los portavoces del movimiento de pensionistas han agradecido los apoyos recibidos de la mayoría sindical vasca (ELA, LAB, ESK, Steilas, GGT-LKN, CNT, HIRU y Etxalde), de organizaciones juveniles y del movimiento feminista, además de felicitarse por la multitudinaria participación en las movilizaciones de la jornada, destacando las 12.000 personas congregadas en Bilbao, en pro de unas pensiones públicas dignas, justas y suficientes y unos salarios y condiciones de trabajo dignos y servicios públicos universales de calidad.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.