Iban Rodríguez repetirá como candidato a la alcaldía por el PNV

Iban Rodríguez será nuevamente el candidato a la alcaldía por el PNV en las elecciones municipales del próximo mes de mayo en Leioa.

Iban Rodríguez ha sido elegido por unanimidad en la Asamblea municipal del PNV como candidato a alcalde en 2023 «porque el excelente trabajo iniciado merece continuidad», según ha hecho público el PNV en las redes sociales.

Rodríguez entró como concejal en el año 2013 tras la dimisión de Eneko Arruebarrena como alcalde de Leioa por el escándalo del Polideportivo de Pinosolo en el que se vio envuelto como máxima autoridad municipal. Ejerció como concejal responsable del área de urbanismo al acceder a la alcaldía Mari Carmen Urbieta.

Un mandato con abundantes polémicas

En las elecciones municipales del 2019 encabezó la candidatura del PNV, accediendo a la alcaldía. Ha gobernado en coalición con el PSE, garantizándose de este modo la mayoría absoluta en el Pleno municipal. Sus cuatro años al frente de la alcaldía han estado marcados por la contestación popular a los proyectos impulsados por el Gobierno local del PNV-PSE en temas como el proyecto de construir un polideportivo privado en las faldas protegidas del monte Kurkudi, el proyecto de transformación de la carretera de la Avanzada planteado incialmente por la Diputación foral y su cubrimiento parcial limitado a tapar las trincheras actualmente existentes y dotar de una cubierta no transitable a las salidas de los túneles presentado esta misma semana o no soterrar el metro a su paso por el barrio de Lamiako en el que se pretende llevar a acabo una actuación urbanística que supondrá construir más de 600 nuevas viviendas en la zona.

Su mandato también terminará sin iniciar la rehabilitación del barrio de Pinueta que se acordó con EH Bildu en el anterior mandato municipal. Por el contrario, pretende acelerar la operación urbanística en la zona de Lamiako sin soterrar el metro entre las estaciones de Leioa y la de Areeta. Curiosamente, es claro defensor de la construcción del subfluvial entre Sestao y la rotonda de Artatza, además de la conexión ferroviaria entre las estaciones de Sestao y Areeta, con las afecciones que estas nuevas obras generarán en el municio.

En las elecciones municipales del 2019 encabezó la candidatura del PNV, accediendo a la alcaldía. Ha gobernado en coalición con el PSE, garantizándose de este modo la mayoría absoluta en el Pleno municipal. Sus cuatro años al frente de la alcaldía han estado marcados por la contestación popular a los proyectos impulsados por el Gobierno local del PNV-PSE en temas como el proyecto de construir un polideportivo privado en las faldas protegidas del monte Kurkudi, el proyecto de transformación de la carretera de la Avanzada planteado incialmente por la Diputación foral y su cubrimiento parcial limitado a tapar las trincheras actualmente existentes y dotar de una cubierta no transitable a las salidas de los túneles presentado esta misma semana o no soterrar el metro a su paso por el barrio de Lamiako en el que se pretende llevar a acabo una actuación urbanística que supondrá construir más de 600 nuevas viviendas en la zona.

Su mandato también terminará sin iniciar la rehabilitación del barrio de Pinueta que se acordó con EH Bildu en el anterior mandato municipal. Por el contrario, pretende acelerar la operación urbanística en la zona de Lamiako sin soterrar el metro entre las estaciones de Leioa y la de Areeta. Curiosamente, es claro defensor de la construcción del subfluvial entre Sestao y la rotonda de Artatza, además de la conexión ferroviaria entre las estaciones de Sestao y Areeta, con las afecciones que estas nuevas obras generarán en el municio.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *