Exigen a los partidos políticos atender las «justas demandas» de los pensionistas

Miles de personas –30.000 según los convocantes, 10.000 según la Policía Municipal– se manifestaron ayer en Bilbo para exigir a los políticos que atiendan las reclamaciones de los y las pensionistas para blindar el sistema público de pensiones y derogar las reformas

Los y las pensionistas no se rinden y mantienen su lucha por unas pensiones públicas dignas. Miles y miles han participado en la marcha que ha partido del Sagrado Corazón y ha finalizado ante el Consistorio bilbaino. En ella, se ha emplazado a las fuerzas políticas a que atiendan las «justas demandas» del colectivo, advirtiendo de que saben que es una práctica habitual de algunos de los candidatos hacer promesas que luego no cumplen.

Antes de arrancar, Jon Fano, uno de los portavoces del movimiento de pensionistas de Bizkaia, ha pedido a los votantes que no apoyen a aquellos candidatos que rechazan sus reivindicaciones. «No queremos poner nombre y apellido a quién votar y a quién no votar», ha aclarado, antes de emplazar a todos los contendientes a que escuchen sus planteamientos y los incluyan en sus iniciativas una vez accedan a las instituciones. Algunos han podido escuchar en la calle esas propuestas; por ejemplo, candidatos de EH Bildu y Elkarrekin Podemos, que han secundado la manifestación.

Múltiples consignas han sido coreadas por los manifestantes, muchos de ellos portando la pañoleta roja que representa al movimiento, como «pentsio duinak denontzat», «gobierne quien gobierne las pensiones se defienden», «pentsionistak aurrera», «fuera ladrones de las instituciones», «esta batalla la vamos a ganar», «manos arriba esto es un atraco», «no a las desgravaciones en planes de pensiones», «a tí que estás mirando también te están robando» o «pensionista que no lucha nadie le escucha».

Final  con bertsos y música rock

El movimiento de pensionistas de Bizkaia ha subrayado que son un referente en la lucha en la calle. Tras unos bertsos de Arkaitz Estiballes, el grupo Rock Bull ha interpretado el tema “Esta batalla la vamos a ganar», que ha llevado a cientos de los participantes reunidos ante el edificio municipal a moverse al rítmo de la música.

Para finalizar, portavoces del movimiento han dado lectura a un comunicado, en el que han advertido que no van a darse por vencidos y que van a luchar por «blindar el sistema público de pensiones que garantice pensiones de dignidad», el establecimiento de la pensión mínima de 1.080 euros, incidiendo para que los gobiernos de Gasteiz e Iruñea hagan suya esta petición «y desde ya complementen las actuales pensiones hasta esta cantidad».

Además, han reclamado un salario mínimo interprofesional de 1.200 euros. «Sin salarios dignos, no hay pensiones dignas», han enfatizado. También exigen la derogación de las reformas laborales, «que han aumentado la precariedad», y los aspectos más regresivos de la reforma de pensiones de 2011 y 2013. Sin olvidarse de la necesidad de que se implementen medidas «efectivas» para acabar con la brecha de las pensiones por razones de género entre hombres y mujeres.

También han emplazado a los y las pensionistas a seguir concentrándose el lunes en las diferentes localidades de Bizkaia hasta lograr sus objetivos.

A las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *