Los pensionistas de Bizkaia no acudirán a la reunión de este martes con la ministra de Trabajo

Los pensionistas se movilizarán en fiestas de Bilbao el lunes 20 de agosto, a las 12:00 horas, desde la Plaza Elíptica

El movimiento de pensionistas de Bizkaia no acudirá a la reunión de este martes, 31 de julio, con la ministra de Trabajo, Migración y Seguridad Social, Magdalena Valerio, según ha informado antes de la habitual concentración de los lunes frente al Ayuntamiento de Bilbao uno de sus portavoces, Josele Pereda.

«No vamos a ir. Acudirá la coordinadora estatal de pensionistas. No estamos de acuerdo con lo que están haciendo y su forma de arremeter contra el nuevo Gobierno cuando estamos todavía bajo la firma de los presupuestos de PP y PNV. Han convocado ya paros para septiembre, y hay gente que quiere utilizarla de trampolín de cara a las elecciones que habrá en breve», ha manifestado Pereda.

A su juicio, dentro de esa coordinadora hay gente «interesada en cargarse al nuevo gobierno», y ha afirmado que «las cosas no funcionan en un país sin gobierno». «Ir mañana a la reunión sería romper el movimiento de los pensionistas», ha agregado.

No irán mañana pero sí han solicitado a la ministra una nueva reunión, únicamente con los pensionistas vascos, a lo que Valerio, según ha adelantado, ha respondido afirmativamente, aunque todavía no hay fecha concreta para la misma. «Nuestras cosas no tienen nada que ver con lo que está planteando la coordinadora estatal», ha insistido.

Mientras tanto, cientos de personas han asistido un lunes más a una protesta en la que se ha vuelto a pedir una asistencia masiva a la manifestación que tendrá lugar el 20 de agosto, a las 12.00 horas, y que partirá desde la Plaza Elíptica (Moyua)  para continuar por Gran Vía, Colón de Larreategi, Buenos Aires, y finalizar en el Consistorio bilbaino.

Contra las EPSV

Asimismo, durante la concentración se ha criticado al diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, y al portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, por sus declaraciones de la pasada semana en defensa de una EPSV para reforzar las pensiones.

«El sistema público de pensiones es el pegamento que cohesiona la sociedad, y la propuesta de Rementeria es un disolvente de ese pegamento, genera desigualdad y ciudadanos de primera y de segunda», han manifestado portavoces de los pensionistas de Bizkaia.

Los pensionistas vascos siguen reivindicando unas pensiones públicas dignas, que los incrementos de las mismas se liguen al IPC, la derogación de las leyes que precarizan el trabajo y la subsistencia, que se elimine y se suspenda de inmediato la aplicación del factor de sostenibilidad «que lleva a la indigencia, ya que no se ha derogado, sino suspendido hasta el año 2023», una pensión mínima de 1.080 € y la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 1.200 €, la no penalización de las pensiones anticipadas cuando se llevenn 40 o más años cotizados y su rechazo a las pensiones privadas.

A las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *