Movilización en favor de un Metro subterráneo

Fotos antiguas

Idoia López, leihoa.info

La fotografía de hoy refleja una imagen de una movilización relativa al entonces proyectado metro del llamado Gran Bilbao. En 1977, el dos años antes creado Consorcio de Transportes de Bilbao presentó el Informe denominado «Plan de construcción del Ferrocarril Metropolitano de Bilbao». En el mismo se contemplaban 3 alternativas, siendo la primera la más parecida a la actual situación: se preveían dos líneas a ambos lados de la ría, una que partía de la estación de Santurtzi para la margen izquierda y otra de Getxo para la derecha. Ambas confluirían en la estación de San Ignacio para llegar hasta Basauri.

¿Cuál era la diferencia? Que al contrario de la línea que uniría Basauri y Santurtzi, la de San Ignacio a Getxo no discurriría en subterráneo, sino por la línea de tres entonces existente. La segunda alternativa, sin embargo, contemplaba ambas líneas con trazado subterráneo, pero no salió adelante. Ello provocó movilizaciones en Erandio, Leioa y Getxo fundamentalmente, ante el peligro de que la línea de la margen derecha no fuese subterránea. En la imagen se puede ver a los manifestantes tomando el camino hacia Erandio.

Uno de los anteproyectos de la red de Metro.

En aquellos años, no obstante, hubo dos alternativas para hacer llegar el Metro hasta la Universidad. La primera planteaba llevar el metro desde Astrabudua hasta el por entonces proyectado Hospital de Leioa y la Universidad. La segunda fue una propuesta del propio CTB y uniría la línea de la margen izquierda con la estación de Leioa para desde allí llegar hasta el Campus de la UPV/EHU (con trazado subterráneo, claro está).

Desafortunadamente, todos aquellos proyectos fueron abandonados y en 1987 el Gobierno Vasco aprobó el nuevo proyecto de Metro, pero en él no se preveía ninguna línea subterránea que uniese la margen izquierda con Leioa y el Campus de la UPV/EHU, ni tampoco intención de construir en subterráneo la estación de Lamiako. Los entonces gobernantes municipales -del PNV y del PSE-PSOE tanto en el Ayuntamiento como en el Gobierno vasco- aceptaron el proyecto tal cual a pesar de las protestas que generó, especialmente en Lamiako y Txopoeta. Hasta hoy. Una oportunidad perdida para Leioa, el barrio de Lamiako y  la UPV/EHU.

A las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *