Pensionistas piden una manifestación “intergeneracional” el día 20

Con la vista puesta en los presupuestos de Madrid y Vitoria, ha pedido «apretar fuerte» para ser tenidos en cuenta

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia ha hecho un llamamiento este lunes a que la manifestación organizada para el día 20 de agosto sea una convocatoria «intergeneracional» y cada asistente acuda «por un principio de solidaridad» acompañado de «familiares, jóvenes, nietos o personas en paro“.

Durante su concentración semanal ante el Ayuntamiento de Bilbao, uno de los portavoces del movimiento, Jon Fano, ha trasladado ante los cientos de pensionistas concentrados que esperan que la marcha sea «exitosa» puesto que desde otros municipios del territorio les han hecho llegar su intención de acudir a la manifestación «de forma colectiva y todos juntos».

Asimismo, Fano ha recordado que a partir de septiembre se iniciarán las negociaciones de los Presupuestos Generales tanto del Estado como del País Vasco y desde el movimiento van a tener que «apretar fuerte para que legalmente tomen en cuenta nuestras reivindicaciones».

Respecto a quienes piensan que el colectivo va a «bajar la guardia», el portavoz ha remarcado que «están equivocados» y seguirán exigiendo “la justeza de sus reivindicaciones».

También han pedido a los concentrados que tengan en cuenta que la anunciada subida de las pensiones de viudedad anunciada por el nuevo gobierno de Pedro Sánchez «no es automática» y quienes quieran que le sea aplicada «tienen que acudir a reclamarla a la Seguridad Social».

Quien no reclame, sin subida

Para Víctor Etayo, otro de los portavoces del colectivo, esa decisión «es un fraude del Gobierno con el que se quiere ahorrar ese 3% de más». Asimismo ha remarcado que «quien no reclame se quedará sin la subida y eso es propio de ladrones, porque que los pensionistas tengan que ir a las delegaciones a reclamar lo que es suyo es de una desverguënza total y un atraco más».

Otra de sus portavoces, Andrea Uña, ha agradecido la solidaridad de quienes se han sumado a las protestas cobrando más de 1.080 euros de pensión, ha pedido no olvidar a los viudos y viudas de menos de 65 años y recordado que el colectivo no está «dividido porque es un movimiento plural y transversal y se va a luchar para que siga así». La manifestación endefensa de una pensión mínima  de 1.080 euros y una subida anual  IPC, entre otras reivindicaciones, partirá a mediodía de la plaza Moyúa de Bilbo y concluirá en la esplanada frente al edificio del Consistorio bilbaíno.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *