Sare anuncia que solicitará una reunión al Ministro del Interior español

Sare advierte al gobierno español que ‘sería un error ignorar lo que se exigió ayer’

85.000 personas acudieron ayer a las manifestación convocada por la iniciativa Orain Presoak, de la plataforma ciudadana Sare, a favor de los derechos de los presos.

El filósofo Javier Sádaba y la periodista Pili Kaltzada leyeron un comunicado al final de la movilización en el que resaltaron que ya es hora de que se respeten los «derechos humanos de los presos y de sus familias, que sufren de manera directa la actual política penitencia. La sociedad vuelve a demostrar que las distintas opiniones políticas no son obstáculo para la defensa unánime de los derechos humanos». «Buscamos cerrar el ciclo de violencias y represión para entrar en el círculo de la pacificación, la convivencia y la democracia en nuestro país».

Una manifestación y «clamor popular» que los convocantes no quieren que caiga en saco roto y exigen que se tome en cuenta por parte del Gobierno español. En una valoración realizada esta mañana, los portavoces de Sare han dicho que «reiteramos al Gobierno español que está en su derecho en hablar con los partidos políticos y asociaciones que quiera, pero cometería un gran error, si ignorara lo que ayer se le exigió en las calles de Bilbao». En este sentido, han anunciado que solicitarán una reunión al ministro de Interior Fernando Grande Marlaska.

Sare ha vuelto a exigir el fin de la vulneración de derechos que sufren los presos y por ello, ha pedido al Gobierno que escuche «a la gran mayoría de la sociedad vasca». «Decenas y decenas de miles de personas abarrotaron ayer las calles de Bilbao para exigir al Gobierno de Madrid que escuchen a la gran mayoría de la sociedad vasca, que quiere una paz justa, en la que podamos reconstruir la convivencia, sin olvidar, pero sin odiar».

La red ciudadana ha expresado que tras las citas multitudinarias de ayer seguirán trabajando en este línea, «continuaremos ensanchando la pluralidad de quienes nos negamos a que en nuestro nombre se vulnere no solo los derechos de los presos, sino también sus propias leyes, porque queremos dejar a la generación que nos sigue, una sociedad reconciliada y en paz».

A las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *