Morir matando: Una Ordenanza en cuidados paliativos, pero siguen sancionando

Mari Jose Peleteiro, Eguzkiñe Agirre I Concejalas de EH Bildu Leioa 

Érase una vez unas mujeres feministas que entendían que dados los graves problemas que nos aquejan –también en Leioa– y la necesidad de conocerse y de luchar entre todas, elaboraron un bonito cartel desde el que una joven leioztarra nos decía con la mirada que los cuidados deberían estar en el centro y que eran necesarios servicios públicos fuertes para garantizarlos.

Erase también un alcalde que a sabiendas de que la ordenanza en vigor está en proceso de reevaluación y que choca en varios de sus artículos con la obligación de proteger la libertad de expresión, puso en marcha una vez mas la estrategia de reprimir al mensajero para evitar el mensaje. Así, cuando varias integrantes de la Red Feminista de Leioa procedían a pegar carteles con celo convocando a la manifestación de la tarde, fueron identificadas por la policía municipal, llegando incluso a identificar ”preventivamente” a una de ellas.

La protección de los derechos de las personas

Pero las mujeres feministas de Leioa no son de las que se rinden,  y a través de una hoja pusieron en conocimiento de las asistentes a las concentraciones del 8 de marzo –tanto al acto de la mañana como al de la tarde– lo sucedido.

Es hora ya de que se pase de las palabras a los hechos. En la declaración institucional del 8 de marzo aprobada por unanimidad se citaba expresamente en el punto numero 7: “Continuar desarrollando en su conjunto las medidas para la igualdad y para el empoderamiento de las mujeres, favoreciendo la participación del movimiento feminista e incorporando sus aportaciones”. Esto es absolutamente incompatible con querer encorsetar la lucha y el trabajo de las feministas en nuestras calles y redes.

Es hora ya de que se ponga en marcha el proceso participativo previo a la modificación de dichas ordenanzas y que las y los leioztarras podamos exponer nuestra visión sobre el cuidado del patrimonio público, la convivencia entre nosotros y el respeto y la garantía de la libertad de expresión. Tomen nota.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.