72.344 pensionistas viven en situación de pobreza extrema en la CAV

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia (MPB) ha vuelto a sus habituales concentraciones de los lunes en distintos pueblos de la provincia y en la capital, Bilbao.

En la concentración bilbaína una de las habituales portavoces del MPB, Andrea Uña, ha manifestado que en la Comunidad Autónoma Vasca “hay 72344 pensionistas, en su gran mayoría mujeres, que viven en situación de pobreza extrema, con unos ingresos inferiores a 458 € mensuales”.

Por ello mismo, ha calificado de “imprescindible” complementar hasta los 1080 euros dichas pensiones, “como recomienda la Carta Social Europea”, y ha recordado que “el Gobierno vasco, con las competencias que tiene, lo puede hacer”. En tal sentido, ha afirmado que “las partidas no ejecutadas del año 2021 [del presupuesto del Gobierno Vasco] han sumado 605 millones de euros, con lo que elevan a 1.877 millones el remanente de Tesorería” de que dispondría el ejecutivo de Gasteiz. “Por lo tanto, si quieren, pueden”, ha afirmado Andrea Uña.

Ha recordado también la portavoz del MPB  que siguen con la recogida de firmas que pretenden llevar al Congreso de los Diputados en Madrid el próximo mes de junio para solicitar mediante una Iniciativa Legislativa Popular unas pensiones públicas dignas y su actualización en función del incremento interanual del IPC.

Pero, además, el movimiento pensionista de la CAV se movilizará el jueves 12 de mayo en Gasteiz donde llevarán a cabo una manifestación que terminará ante el Parlamento vasco. Pretenden manifestar su preocupación porque “reforma tras reforma nuestras pensiones y las pensiones de las nuevas personas que acceden a la jubilación están siendo reducidas”, expresando su rechazo a la reforma de las pensiones del 2021, “que ha venido a certificar los recortes de las pensiones realizados en las reformas anteriores, excluyendo la mayor parte de nuestras demandas “, además de su “máxima preocupación porque la revalorización de las funciones en función del IPC ha devenido en una redución del 3% del poder adquisitivo de las pensiones en función del IPC acumulado en 2021”, lo que temen vuelva a suceder en 2022 y 2023.

Uña expresó asimismo el rechazo del movimiento de pensionistas al Proyector de Ley de Regulación para el impulso de los planes de pensiones de empleo, que solicitan sea retirado; el aumento de los años de cotización necesarios para el cálculo de la base reguladora de la pensión y el estancamiento de la pensión mínima.

Igualmente, Uña exigió a los grupos políticos que adopten las decisiones precisas para garantizar a las personas pensionistas de la CAV “unas pensiones públicas, dignas, justas u suficientes.

Pensionistas en Leioa hoy lunes, 2 de mayo I Foto: leihoa.info

Una reivindiación también reiterada en la concentración llevada a cabo en Leioa, donde 16 personas se han concentrado y reivindicado unas pensiones dignas y una pensión mínima de 1080 euros.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.