Anuncian seis nuevos acercamientos de presos vascos

Prisiones ha anunciado el próximo traslado de seis presos vascos, entre ellos Antton Troitiño, que lleva casi 30 años entre rejas. También han cumplido largas condenas Agustín Almaraz, Aitzol Maurtua, Mikel Arrieta, Andoni Otegi y Bittor Franco. Este último no pudo despedirse de su padre, fallecido la semana pasada.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha acordado el traslado de seis presos vascos. Antton Troitiño Arranz será trasladado de la prisión de Estremera (Madrid) a la de Soria; Aitzol Maurtua, de Huelba a Dueñas, en Palencia; Bittor Franco, de Huelva a Estremera (Madrid(); Andoni Otegi, de Almería a Logroño; Mikel Arrieta de Algeciras a Soria, y Agustín Almaraz de Cádiz a Estremera.

Entre los seis presos destaca Troitiño, que lleva casi 30 años en prisión, esta última etapa con una acusación construida tras su detención en el Reino Unido. Fue condenado por la Audiencia Nacional a una pena de 5 años, 11 meses y 29 días de cárcel, acusado de un delito de “integración en organización terrorista con el agravante de reincidencia”. Fue condenado por estar “a disposición de la banda”, pese a reconocer que “no consta hecho alguno de relevancia criminal”.

Según destaca Instituciones Penitenciarias, el preso vasco cumplirá las tres cuartas partes de condena en mayo de 2021 y, a propuesta de la Junta de Tratamiento de Estremera, se le aplicará el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, que teóricamente flexibiliza el primer grado en el que está recluido.

Troitiño abandonó el 13 de abril de 2011 la prisión de Huelva, tras haber pasado 24 años encarcelado, pero inmediatamente se desató una campaña mediática y jurídica hasta que fue arrestado por la policía británica y condenado de nuevo.

Tres cuartas partes cumplidas

Agustín Almaraz, que será trasladado a la cárcel madrileña de Estremera desde la de Puerto I, en Cádiz, también lleva más de dos décadas en prisión. Fue encarcelado en diciembre de 1995 y sigue preso pese a que en noviembre de 2014, hace ya seis años, cumplió las tres cuartas partes de la condena.

En idéntica situación se encuentran Mikel Arrieta y Aitzol Maurtua. El primero seguirá preso en Soria pese a haber cumplido las tres cuartas partes de la condena. Maurtua será conducido desde Huelva a Dueñas, pese a que ha cumplido 18 de los 20 años de prisión a los que fue condenado.

Una semana después de la muerte de su padre

Bittor Franco también ha cumplido 18 de los 20 años a los que fue condenado. Instituciones Penitenciarias ha anunciado su traslado una semana después de la muerte de su padre. Tal como denunció Etxerato, el alejamiento impuesto a los presos y presas vascas impidió que pudiese despedirse de su padre.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude