El incremento del precio de la electricidad genera discrepancias entre UP y PSOE

El incremento del coste del recibo de la luz ha llevado a Unidas Podemos (UP), socio minoritario del Gobierno español, a anunciar que expresará “en la calle” su oposición al “saqueo” de las eléctricas con la factura de la luz, lo que fue contestado por la vicepresidenta del Gobierno español, Teresa Ribera (PSOE) que la subida del precio de la electricidad “no se resuelve con una movilización” y que “el desafío es encontrar soluciones”.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno español señaló que el precio de la electricidad depende “de muchas cosas, y hay que tocarlas prácticamente todas”. Ribera añadió que “movilizarse contra la subida de la luz es como hacerlo contra la subida del precio del petróleo, una señal de protesta”, quien considera que “el problema no es movilizarse contra el sistema eléctrico o contra la intervención del Ejecutivo”, que, según ha dicho, ha hecho “una apuesta muy importante” para dar cobertura a los consumidores “más vulnerables” y también al “consumidor medio”, en referencia a la “modificación de las reglas del mercado, de generación” o poder disponer de toda la energía hidroeléctrica a través de “una concesionaria distinta” o una “empresa pública”.

Las concenciones de los pantanos

Para ayudar a rebajar el recibo eléctrico, Unidas Podemos ha pedido la creación de una empresa pública energética, que podría surgir a través de la recuperación de los saltos hidroeléctricos cuya concesión está ya terminándose. Según fuentes de UP, “es público que no está siendo sencillo convencer al socio de Gobierno de la iniciativa, puesto que no se encuentra dentro del acuerdo de Gobierno. Por eso, desde el grupo parlamentario de Unidas Podemos se está trabajando ya en una ley que impulse esa empresa pública de energía».

Ribera ha hecho alusión a esta propuesta al comentar que estudian «poder disponer de toda la hidroeléctrica a través de un sistema concesional distinto, a través de una empresa pública según se vayan liberando las concesiones hidroeléctricas, que permita intervenir o facilitar otra manera de ofertar energía».

La subida del precio de la electiricidad “sin gran impacto sobre los consumidores domésticos”

La vicepresidenta tercera también ha asegurado que la subida del precio de la electricidad en el mercado mayorista no tiene un gran impacto sobre los consumidores domésticos.

En plena subida de los precios en los mercados mayoristas de la energía eléctrica, Ribera ha manifestado que el Gobierno español “está haciendo y busca cómo seguir haciendo” cosas para rebajar la factura de la luz, pero ha insistido en que hay factores que no dependen de él, como los precios del CO2 y del gas en los mercados internacionales.

El Gobierno español enfría la posible creación de una empresa eléctrica pública

El Gobierno de PSOE y UP matizó el pasado viernes las palabras de la vicepresidenta Teresa Ribera, puntualizandoque la creación de una empresa pública para gestionar las instalaciones hidroeléctricas se baraja «a medio y largo plazo», y en ningún caso se trataría de una nacionalización.

Fue Félix Bolaños, ministro de la Presidencia quien indicó que, ante la escalada del precio de la luz, el Gobierno de Pedro Sánchez trabaja en la creación de una empresa pública para gestionar las centrales hidroeléctricas pero ha precisado que se trataría de una medida «a medio y largo plazo», una vez terminen las actuales concesiones a empresas privadas .

«Una de las posiciones que se plantea es que pueda haber una empresa pública, cuando terminen las concesiones, porque la seguridad jurídica es muy importante y hay que ver también las condiciones de las concesiones una vez que concluyan», ha indicado Bolaños, quien ha dejado claro que las medidas del Ejecutivo español «en ningún momento» afectarán a las concesiones existentes o a ningún régimen o derechos actualmente establecidos.

También la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, ha subrayado que el Gobierno no está hablando de nacionalizar ninguna empresa energética. «No estamos diciendo que vamos a hacer una empresa pública energética, estamos diciendo que vamos a analizar en el caso de las explotaciones hidráulicas cuál es la mejor respuesta», ha matizado. «No estamos prejuzgando quién va a gestionar estas concesiones, pero sí estamos analizando cuál es la opción que maximizaría esas necesidades», ha destacado.

UP: «Es hora de pasar de las palabras a los hechos»

Unidas Podemos ha apremiado a su socio de gobierno a crear la empresa pública de energía que la formación morada solicita. Enrique Santiago (IU), portavoz adjunto en el Congreso, ha manifestado que «llega la hora de pasar de las palabras a los hechos y de concretar esta medida en la práctica lo antes posible», añadiendo que debe ir acompañada por otras actuaciones para hacer frente a la actual escalada de precios de la luz y «poner cordura en el mercado de la energía de forma definitiva».

Santiago ha advertido de que, mientras en otros países «nadie se rasga las vestiduras» por tener una compañía eléctrica pública, el Estado español se debe enfrentar «a los prejuicios, intoxicaciones y mentiras de la derecha y del entorno empresarial al que se debe, mientras utilizan la subida del recibo de la luz solo en su beneficio y sin importarles los problemas que acarrean a la mayoría de la gente».

Un “disparate” para el PP

Desde el PP, se ha calificado de «verdadero disparate» la idea, criticando que Ribera se echase “en brazos de las políticas de Podemos”. Para este partido de la derecha “soluciones como nacionalizar determinadas empresas o crear una nueva empresa estatal para gestionar la producción de energíe hidroeléctrica no dejan de ser cortinas de humo y parches, cuando saben que es algo absolutamente irrealizable. El propio gobierno decía hace unos meses que eso no iba a solucionar en absoluto el problema”.

EH Bildu: “Reducir el IVA al 10% es una tirita”

Por su parte, EH Bildu recordó mediante un vídeo distribuido por las redes sociales, la intervención de su diputado Oskar Matute, sobre el sistema eléctrico español en el que, además de denunciar que las cuatro grandes empresas operadoras del Estado (Iberdrola, Endesa, Naturgy y EDP) conforman “un cártel”, denunció que bajar el IVA del consumo eléctrico del 21 al 10% “es una tirita”.

El vídeo completo puede verse aquí:

Facua reclama una auditoría de las eléctricas

Con otra perspectiva, Facua-Consumidores en Acción ha elaborado un decálogo de medidas que el Gobierno español debería de tomar para luchar contra los «abusos» de las eléctricas y con el fin de abaratar el precio de la factura de la luz, entre las que, precisamente, destaca la creación de una empresa eléctrica pública, que se nutriría de las concesiones de las centrales hidroeléctricas que caduquen.

Otra de las medidas planteadas es la reforma del sistema de fijación de precios en el mercado mayorista, de manera que determinadas tecnologías de generación eléctrica salgan de la subasta diaria y se sometan a un sistema de precios máximos fijados por el Gobierno.

«Hacer frente a la pobreza energética de una manera eficaz y garantizar el acceso al suministro eléctrico a unos precios razonables debe ser prioritario para este Gobierno y una obligación de servicio público para las empresas eléctricas», ha manifestado.

Además, ha reclamado la puesta en marcha de mecanismos de control coordinados entre el Gobierno estatal y las comunidades autónomas para detectar, multar y alertar públicamente de las ofertas engañosas lanzadas por las eléctricas en el mercado libre.

Y ha incidido en la necesidad de un análisis del sector desde su liberalización para determinar si las eléctricas inflaron los precios y, con ellos, el déficit de tarifa que los consumidores llevan años devolviéndoles.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude