El movimiento de pensionistas apoya la huelga general del 30 de enero

Un lunes más desde hace ya casi dos años el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia se ha concentrado frente al Ayuntamiento de Bilbao para reclamar  “unas pensiones dignas, su revalorización en función como mínimo al IPC, y la derogación de los aspectos regresivos de las reformas de las pensiones fijadas en 2011 y 2013”, entre otras cuestiones.

Las intervenciones de los distintos portavoces del movimiento han girado en torno a la convocatoria de huelga general convocada para el 30 de enero por la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, con el apoyo de la mayoría sindical vasca (ELA, LAB, ESK, Steilas, EHNE, HIRU, ETXALDE) y diversos colectivos y movimientos sociales “en defensa de las pensiones públicas, el empleo y una vida digna”.

La primera portavoz en tomar la palabra ha señalado que el movimiento de pensionistas de Bizkaia y del conjunto de Euskal Herria estará en la huelga, “porque así lo ha decidido la mayoría”. Ha añadido que “la unidad es nuestra fortaleza y nadie la va a romper por mucho que lo intenten. La movilización, la lucha y la calle son la garantía de nuestros objetivos”.

Un segundo portavoz ha manifestado que “hay quien dice que la huelga no nos compete a los pensionistas. A mí sí. Yo, como trabajador y cotizante durante muchos años apoyo y me sumo a la huelga general”.

Ha sido el tercero en hablar quien ha dicho que la huelga del 30 de enero “no incumbe” a los pensionistas, ya que las huelgas “las tienen que convocar los trabajadores y los sindicatos”. Ha manifestado también que “ante todo, respeto. Yo no cuestiono la huelga, los trabajadores están en su derecho de convocarla, pero que no implique a los pensionistas”, provocando el enfado y las muestras de rechazo y algún que otro aplauso.

“La huelga la convocan los sindicatos, y los pensionistas la apoyamos”

El último en intervenir ha sido Jon Fano, quien ha manifestado su “preocupación” por la rueda de prensa ofrecida por algunos pensionistas para desmarcarse de la huelga el pasado viernes, porque “muchas de las afirmaciones” que trasladaron a la opinión pública “se ajustan poco a la verdad”. Fano ha recordado que la huelga “no la convocan los pensionistas, sino los sindicatos, y los pensionistas la apoyamos”, porque, según ha dicho “queremos hacer una huelga general no solo laboral, sino social y transversal, y [los pensionistas] podemos aportar muchísimo a que ese día la mayoría de la población salga a la calle”, así como que “en toda organización, si una gran mayoría está por una iniciativa, lo normal es que la minoría, si es muy pequeña, la acepte”. Dado que, según Fano, “la opinión muy mayoritaria del colectivo es que no nos parece adecuada la posición que han tomado, les vamos a invitar a que reflexionen, reconsideren su postura y pongan por encima de todo la movilización del 30 de enero”, ha añadido, al tiempo que ha recordado que,  “si no apretamos a los gobiernos, éstos no se mueven”.

Concentración el día 12 ante el Parlamento de Vitoria

Fano ha recordado también que el próximo día 12 el movimiento de pensionistas realizará una concentración frente al Parlamento de Gasteiz, donde entregarán un documento a todos los grupos políticos en el que les plantearán que “asuman sus responsabilidades presionando a Madrid”. También recordarán a los parlamentarios y parlamentarias que “tienen capacidad legal como para poder complementar las pensiones hasta un total de 1080 euros”.

Mientras tanto, 55 pensionistas se han vuelto a reunir en un día de lluvia en el Bulevar de la Travesía Iparragirre del municipio para reclamar unas pensiones dignas de una cuantía mínima de 1080 euros para todos y todas las pensionistas.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.