El movimiento de pensionistas se manifestará el 13 de febrero en las capitales vascas

El movimiento de pensionistas de Euskal Herria ha convocado para el próximo 13 de febrero manifestaciones en las capitales vascas para exigir que se recojan sus reivindicaciones en la reforma del Pacto de Toledo, entre las que destacan una pensión mínima de 1080 euros y eliminar el factor de sostenibilidad.

A esa decisión llegaron ayer martes los representantes de las coordinadoras de pensionistas de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa reunidos telemáticamente para estudiar las movilizaciones y acciones reivindicativas que llevarán a cabo las próximas semanas.

La principal decisión acordada ha sido la convocatoria de manifestaciones el 13 de febrero, así como continuar con las movilizaciones de los lunes, tras el descanso navideño. En Leioa, volverán a reunirse en el Bulevar de la Avanzada a las 12:00 horas desde el próximo lunes día 11 de enero.

Igualmente, han previsto entregar en el Parlamento vasco un documento con sus reivindicaciones, con la intención de que se incluyan en los presupuestos de la Comunidad Autónoma Vasca para este año, cuyo proyecto de ley se está tramitando en estos momentos.

También han acordado enviar una carta al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, expresándole su protesta por la falta de medidas concretas para mejorar las prestaciones del colectivo de pensionistas, “en contradicción con el programa electoral del PSOE”.

Asimismo dirigirán otras cartas a los partidos políticos que han recogido las exigencias de los pensionistas en la negociación del Pacto de Toledo y que no se han incorporado al texto con el fin de que defiendan los intereses del colectivo a través de iniciativas parlamentarias. Tienen previsto, al hilo de lo anterior, solicitar a los sindicatos su apoyo.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude