El PNV y el PSE se quedan solos en la defensa de la urbanización del monte Kurkudi

La reunión del Consejo Asesor del Planeamiento municipal de Leioa deparó un mal trago al Gobierno  del PNV y PSE: a las puertas del Ayuntamiento la convocatoria realizada por SOS Kurkudi! congregó el apoyo de 150 vecinos y vecinas que aguantaron 45 minutos para dar lectura a un comunicado muy crítico con el Gobierno local. Dentro de la Casa Consistorial, el equipo de Gobierno no consiguió que ninguna de las asociaciones que forman parte del mismo diese su apoyo al proyecto de reclasificación de los terrenos de especial protección en los que se ubica el antiguo convento de las Madres Dominicas de Salamanca. Ni tan siquiera consiguió mantener al único concejal del PP en el sí, ya que en esta ocasión se abstuvo.

Así, el Informe preceptivo, aunque no vinculante, del Consejo Asesor del Planeamiento municipal salió adelante con los únicos votos favorables de los miembros del PNV y del PSE. Sin embargo, ni el PNV ni el PSE fueron capaces de intervenir en defensa del proyecto delante de las asociaciones del municipio. Solamente el alcalde, Iban Rodríguez, hizo una breve intervención para defender el mismo.

La Asociación de Vecinos de San Bartolomé considera “sesgado” el Informe técnico presentado

Quien si intervino fue la Asociación de Vecinos del barrio de San Bartolomé, que se opuso a que en los terrenos del antiguo convento se permita la edificación de unas instalaciones deportivas privadas de 25.000 metros cuadrados de nueva planta y 14 metros de altura.

La presidenta de la asociación de vecinos, integrante de la Plataforma ciudadana SOS Kurkudi!, defendió en sus alegaciones que “los informes técnicos recibidos, con carácter general, presentan unos resúmenes de las alegaciones presentadas que omiten aportaciones y elementos clave de nuestras argumentaciones. A partir de dichos resúmenes sesgados los informes construyen unas respuestas que, en general, no razonan ninguno de los argumentos aportados por las asociaciones”.  

También señaló la Asociación vecinal que en sus alegaciones se indicaba que “una modificación tan sustancial del planeamiento vigente (en el que se pasa a suelo urbanizable un suelo protegido) exige una fundamentación de esta elección, un estudio de alternativas dentro del municipio que justifique la elección de éste y no otro emplazamiento dentro del municipio, y no de alternativas dentro de este mismo emplazamiento, que es en lo que se basa el informe del arquitecto para desestimar la alegación”.

Igualmente, la representante de la Asociación de Vecinos de la zona señaló que “tanto por haber superado el umbral de los 30.000 habitantes como por haber expirado el plazo de validez del PGOU actual (aprobado en el año 2001), la Ley del Suelo y Urbanismo establece la obligatoriedad de iniciar una Revisión del Plan general vigente y mientras tanto no puede tramitarse modificación sustancial alguna del contenido propio o de la ordenación estructural del plan general vigente. En este caso, el informe municipal reconoce que, efectivamente, se dan las condiciones de obligatoriedad de revisión del PGOU (de hecho se ha comenzado el proceso de adjudicación de la revisión) pero contradiciendo su propia afirmación, desestima la alegación”.

La Asociación vecinal hizo referencia a todas las respuestas dadas a las alegaciones por ellos presentadas y, a modo de resumen señaló que en el Informe sometido al Consejo Asesor “manipulan las alegaciones resumiendo y obviando detalles importantes de cada una de ellas. Un informe en el que se citan informes que no constan en el expediente, en el que, a pesar de dar la razón con hechos (inicio de la licitación de la revisión del PGOU, renovación del Consejo Asesor del Planeamiento) se desestiman las alegaciones; un informe en el que se propone que las alegaciones estimadas parcialmente tendrán efecto en los futuros trámites de la modificación (proyecto de obras, licencia de obras…) y no se indica ninguna acción a tomar para la única alegación [de la Asociación de Vecinos] estimada”.

EH Bildu: “No dan respuesta legal a los intereses públicos que sustentan la modificación del PGOU”

EH Bildu Leioa defendió en el Consejo Asesor que la Ley “es muy clara respecto a la necesidad de motivmación razonada para la modificación y reclasificación de un suelo no urbanizable”. Sin embargo, en el informe se plantea que “la planificación urbana no debe ser inmovilista”, sin argumentar cuáles son “los intereses públicos para la modificación del PGOU que permitan reconvertir suelos de especial protección en suelo urbanizable”. Similar paradójica situación se da respecto a la alegación del grupo soberanista de los usos no compatibles con la clasificación de de suelo no urbanizable de especial protección, que la zanjan con un escueto “ya no van a serlo”.

También alegó EH Bildu que el órgano ambiental ha dado el visto bueno a una evaluación ambiental que no responde a la Memoria presentada en el año 2019, que recoge una reducción de la superficie en extensión en metros cuadrados, pero aumenta la eficabilidad”.

EH Bildu defendió, además que “la sostenibilidad en este caso pasa porque las instalaciones deportivas se ubiquen en solares amplios existentes en el centro del pueblo, con pasado industrial y no un polideportivo privado en espacios naturales protegidos”, a lo que añadió que “instalarlo en el centro llevará a la ciudadanía a consumir en el comercio local”, mientras que “ubicarlo donde está el proyecto llevará a consumir en Artea, no en el comercio local”.

Asimismo la organización soberanista de izquierdas hizo referencia a todas las contestaciones recibidas por sus alegaciones, destacando el aumento de la movilidad rodada que implica el proyecto, la pérdidaa de suelo agrario de alto valor estratégico, además de insistir en que en el momento de la aprobación inicial del proyecto de polideportivo privado el PGOU estaba caducado, por lo que no podía llevarse a efecto tal aprobación.

Elkarrekin Leioa se adhirió a los planteamientos expuestos por la Asociación de Vecinos de San Bartolomé y EH Bildu, manifestándose en contra del proyecto.

Al margen de la Asociación vecinal, las restantes asociaciones asistentes a la reunión del Consejo Asesor (Comercios Unidos, el club de pesca Castores, Leioa Martxan y la asociación de deporte asistido Hazten) optaron por la abstención sin dar su apoyo al proyecto defendido por el PNV y PSE.


+ Info

Lectura del comunicado de SOS Kurkudi.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude