Lamentan que el Pacto de Toledo asuma “el discurso de los poderes económicos”

El Movimiento de Pensionistas de Hego Euskal Herria ha llamado hoy a seguir la lucha por un sistema público de pensiones después de constatar que el Pacto de Toledo con sus recomendaciones «asume el discurso de los poderes económicos» I Han anunciado una nueva manifestación para el 5 de diciembre en defensa de sus reivindicaciones

El Movimiento de Pensionistas ha aprovechado las concentraciones de los lunes para dar a conocer su valoración sobre las recomendaciones del Pacto de Toldeo aprobadas el 27 de octubre en comisión en el Congreso español.

Esas recomendaciones, a su juicio, son “claramente insuficientes” para alcanzar un sistema de pensiones sostenible. Destacan que “s reconoce la desviación sistemática de cotizaciones sociales a políticas de estado distintas a las pensiones”, aunque consideran que las recomendaciones aprobadas “consolidan el progresivo deterioro de las prestaciones, anuncian nuevos recortes y ocultan el negativo factor de sostenibilidad”.

Les parece “grave” que no se plantee la derogación de es factor puesto en marcha con las reformas de 2011 y 2013. La medida, que entrará en vigor en enero de 2023, reduce las pensiones a medida que aumenta la esperanza de vida. El movimiento sostiene una reivindicación histórica como es que se apruebe una ley para la revalorización automática de las pensiones.

“El aumento de la edad de jubilación no incrementa las cotizaciones y es un freno para la incorporación de jóvenes al sistema, y conlleva un endurecimiento del acceso a la jubilación anticipada que penaliza, además, a trabajadores que pasan a depender de prestaciones de desempleo cuando ya han generado el 100% de su pensión contributiva”, según los pensionistas.

Un sistema sostenible

También consideran positivos determinados puntos, como el “reconocimiento de que el sistema siempre ha sido sostenible y de que durante años se ha generado alarmismo desviando cotizaciones sociales para financiar políticas del estado distintas de las prestaciones contributivas”.

Esa “pésima gestión” es la que proporcionó “falsas justificaciones” para realizar las reformas de 2011 y 2013, “que reducen las pensiones e implantan sistemas privados de pensiones que cuentan con importantes ayudas públicas”. Critican que se recomienden planes de empleo y EPSVs.

Aunque ven bien que se abogue por acabar con el déficit financiero de la Seguridad Social y con la política de préstamos, califican de “inaceptable” lo que definen como “saqueo” de las cotizaciones y del propio Fondo de Reserva, que solo queda en “un estudio clarificador sin establecer un compromiso de devolución”.

Las propuestas del Movimiento de Pensionistas

El Movimiento de Pensionistas vasco considera que las recomendaciones del Pacto de Toledo “rompen con el discurso de los poderes financieros y sus voceros, interesadamente catartrofista”. Y adivierten que, para ganar un sistema público de pensiones “es imprescindible crear más empleo de calidad, aumentar salarios y derogar las reformas laborales de 2010 y 2012, que debilitan la negociación colectiva, incrementan la precariedad laboral y la depreciación salarial y disminuyen las cotizaciones”.

Por ello, demandan establecer un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 1.200 euros, tal y como establece la Carta Social Europea, y aprobar una profunda reforma fiscal “para que realmente paguen más los que mas tienen e ingresan”.

El movimiento pensionista se siente preocupado porque se asuma “el discurso de los poderes económicos basado en analizar el futuro del sistema de pensiones desde la perspectiva del gasto y la demografía y se releguen cuestiones transcendentales del capítulo de ingresos, como la creación de empleo estable y de calidad y la redistribución justa de los incrementos en la productividad de la economía”.

La valoración positiva del Pacto de Toledo sobre el incremento del período de cálculo, desde el movimiento de pensionistas creen que “deja abierta la puerta a futuras ampliaciones a toda la vida laboral con lo quee los ‘años más favorables’ resultarían ser solo un señuelo temporal”.

Además, consideran “preocupante” la propuesta de cálculo a la baja de las prestaciones de viudedad y orfandad, según los años de cotización. “La edad no puede ser un factor discriminatorio y la realidad es que esta pensión afecta especialmente a las mujeres”, han señalado.

En Leioa, 30 pensionistas reclaman unas pensiones públicas dignas

En nuestro municipio, la habitual concentración de los lunes en el Bulevar de la Travesía Iparragirre reunió ayer a una treintena de personas para reclamar unas pensiones pública dignas y una pensión mínima de 1.080 euros.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude