La mayoría sindical vasca se suma al apagón de este viernes

Los sindicatos ELA, LAB y Steilas, junto a otros colectivos y organizaciones, han anunciado que se suman al apagón y cacerolada convocados para este viernes día 8 de 22.00 a 22.30 en Euskal Herria, Països Catalans y Galiza para protestar contra las eléctricas por el elevado precio de la luz.

El apoyo sindical se suma al ya recibido por una dinámica que a lo largo de Euskal Herria ha supuesto que en cada pueblo y ciudad estén convocadas concentraciones para protestar, mediante apagones y caceroladas, contra las eléctricas por el precio disparado de la luz.

Denunciar «la gran estafa»

El 8 de octubre fue el día elegido por los grupos de Llotja de Mar para un apagón para hacer frente a la desmesurada subida del precio de la electricidad. Estas fuerzas, entre las que está EH Bildu, quieren denunciar «la gran estafa que se está perpetrando contra la ciudadanía».

En la convocatoria, denunciaron que fueron los partidos que han gobernado el Estado español, «el PSOE y el PP, el PP y el PSOE, quienes privatizaron, vendieron y desmantelaron las empresas públicas, desregulando el sistema y dejándolo en manos del ‘mercado’. Mercado que ellos mismos controlan y manipulan desde los Consejos de administración que ocupan no pocos expresidentes y exministros y exministras de ambos partidos. Todos compartiendo un único objetivo: enriquecerse a costa de un bien esencial como la energía».

De esa manera, «construyeron un mercado eléctrico a medida en el que la energía más barata se paga a precio de la más cara. En el que se especula y manipula la generación eléctrica mediante bienes públicos como el agua o el viento. En el que las grandes empresas del oligopolio como Endesa, Iberdrola o Naturgy acumulan ganancias milmillonarias anuales, mientras saquean a los y las consumidoras y expolian a los territorios productores».

Y frente a esta situación, el Gobierno español «solo ha adoptado medidas coyunturales y parches para enfrentar este escándalo hasta que se ha visto obligado por la presión de la opinión pública y de las fuerzas políticas soberanistas y progresistas. Y cuando ha tomado una sola medida que afecta mínimamente los beneficios de las grandes empresas, estas se rebelan, amenazan y chantajean no solo al Gobierno, sino a toda la ciudadanía que espera que su factura se vea aliviada. Estamos ante un pulso entre las élites y las mayorías sociales y populares», lamentaron.

Por todo ello, consideraron que desde Euskal Herria, Galiza y Països Catalans es necesario «un frente común contra el oligopolio de las eléctricas y sus amenazas, así como para denunciar la inacción del Gobierno español a la hora de afrontar la estafa eléctrica de manera estructural».

Solicitud en el Parlamento europeo

El respaldo al apagón de denuncia contra las eléctricas también ha llegado a Bruselas, donde ayer 19 eurodiputados, además de recordar esta iniciativa popular, reclamaron a la Comisión Europea que exija «urgentemente» a los estados miembros que aumenten la participación de las administraciones públicas en el sector eléctrico, así como que avancen en la transición energética necesaria «para cambiar el modelo productivo».

La iniciativa fue presentada por Pernando Barrena, eurodiputado de EH Bildu, y contó también con la firma de Manuel Bompard, Leil Chaibi, Toni Comín, Cornelia Ernst, José Gusmao, Chris Macmanus, Marisa Matias, Dimitrios Papadimoulis, Carles Puigdemont, Clara Ponsatí, María Eugenia Rodríguez Palol, Martin Schirdewan, Helmut Scholz, Jordi Solé, Diana Riba, Miguel Urbán, Ernest Urtasun e Idoia Villanueva.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.