Los multados por el Ayuntamiento llaman a poner fin a la actitud represiva municipal

Las ocho personas multadas por el Ayuntamiento de Leioa por colocar carteles y pasar megafonía llaman al Gobierno municipal de Leioa y al Alcalde, Iban Rodríguez, a que “pongan fin a su actitud represiva y respeten los derechos civiles y políticos de todas las asociaciones y particulares.

En la concentración llevada a cabo ayer por la tarde en el Bulevar de la Avanzada en la que tomaron parte 115 personas, las seis personas que tuvieron juicio el pasado jueves y tres mujeres en representación de Barrios Conectados Leioa y de las mujeres multadas por poner carteles llamando a la manifestación convocada con motivo del Día Internacional de las Mujeres, manifestaron que, “al igual que hicimos con el proyecto de cierre de la salida de la Avanzada hacia los barrios del centro y de conexión con Lamiako de la Diputación Foral y del equipo de Gobierno local, hemos rechazado las sanciones por pegar carteles y pasar megafonía, y decidimos acudir al juzgado para anular las multas y derogar también dos Ordenanzas que el Ayuntamiento utiliza para imponerlas”.

Desconociendo el resultado de dicho juicio, pusieron de manifiesto “el alto nivel de apoyo que tenemos entre la ciudadanía”, poniendo de ejemplo los 1.400 euros de ayuda económica recogida en la cuenta corriente que abrieron para hacer frente a los gastos que el juicio pueda suponer.

Además, “sabemos que también hemos empezado a ganar, porque es el propio Ayuntemiento el que ha decidido hacer una nueva Ordenanza este año para solucionar las carencias que tienen las dos actuales”, según dijeron. No obastante, mostraron su desconfianza porque el Gobierno local del PNV y PSE solo plantean dedicar 2 semanas a recibir aportaciones ala misma. Tampoco tienen claro que “dejen de utilizar la nueva Ordenanza para que el alcalde siga decidiendo discrecionalmente qué se puede poner y qué no; a quien se multa y persigue y a quien se le permite poner carteles y pasar megafonía”. Las personas sancionadas por el ayuntamiento tienen claro que “los derechos son para todos y todas o para nadie, más aún cuando hablamos de derechos fundamentales como el de expresión y manifestación”.

Solidaridad con las mujeres identificadas y sancionadas en torno al 8 de Marzo

La concentración sirvió también para solidarizarse con las tres mujeres identificadas “por haber colocado dos carteles anunciadores de la manifestación del 8 de Marzo en Leioa e incluso por llevar bajo el brazo carteles sin tan siquiera haber pegado ninguno”, calificando de inaceptable “la postura del equipo de Gobierno municipal y del alcalde, Iban Rodríguez”.

Las personas multadas consideran “aún más intolerable” que a dos de esas tres mujeres, además de la sanción por colocar dos carteles (201 euros a cada una de ellas) “se les quiera aplicar la “Ley mordaza” –en referencia a la llamada Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana aprobada por el anterior Gobierno del PP  que el actual Gobierno del PSOE y Unidas Podemos se comprometieron a derogar y sigue sin tan siquiera ser modificada–.

En su acuerdo de coalición el PSOE y Unidas Podemos se comprometían a aprobar “una nueva Ley de seguridad ciudadana, que sustituya a la “Ley mordaza” para garantizar el ejercicio del derecho a la libertad de expresión y reunión pacífica. Esta nueva legislación, que verá la luz a la mayor brevedad, estará basada en una concepción progresista de la seguridad ciudadana y priorizará la garantía de derechos y la protección de la ciudadanía, y en particular regulará, entre otros, el Derecho de reunión, la identificación y registro corporal, la identificación de los agentes, y la derogación del artículo 315.3 del Código Penal.”

Los y las sancionadas recordaron que se les intenta imponer sendas multas de 602 euros a cada una “argumentando falsamente que se negaron a identificarse y que pegaron carteles a llas 16:30 horas cuando el propio Ayuntamiento reconoce que lo hicieron a las 13:05 horas”, algo que, dirigiéndose al alcalde consideran “inaceptable, y sólo puede servir para dañar la convivencia”.

En su documento expresan que “poner carteles, pasar megafonía, difundir reivindicaciones sociales, culturales políticas no puede ser delito ni falta en una sociedad democrática”, por lo que llamaron al Gobierno local y al alcalde, Iban Rodríguez, a que “pongan fin a esta actitud represiva y se respeten los derechos civiles y políticos de todas las asociaciones y particulares.”

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.