“No llevamos tres años en la calle para esta subida de las pensiones”

El Movimiento de pensionistas continuará con sus movilizaciones pueblo a pueblo debido a las restricciones por la pandemia

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia han reiterado su intención de continuar sus movilizaciones ahora “pueblo a pueblo”, debido a las restricciones por la pandemia del Covid-19, ya que, según han advertido, no llevan “tres años en la calle para que suban un 0,9%” las pensiones, por lo que han vuelto a reclamar que sus reivindicaciones se incorporen a la futura reforma de pensiones.

La plataforma de pensionistas de Bizkaia se ha vuelto a concentrar en Bilbao y en Leioa en defensa de un sistema público de pensiones con cuantías “dignas”.

Los pensionistas han decidido continuar con sus protestas, aunque han remarcado que “la lucha de los pensionistas continúa con ganas y con precaución”, en el cumplimiento de las distancias de seguridad establecidas y el uso de mascarillas.

Decepción por las recomendaciones del Pacto de Toledo

En palabras de Andrea Uña, los pensionistas tienen que “continuar en su lucha” tras la “decepción” que ha supuesto el hecho de que las recomendaciones del Pacto de Toledo para la reforma de pensiones no recojan las reivindicaciones de este colectivo.

Por ello, su intención es continuar con las concentraciones y “un plan de trabajo que se va a desarrollar durante las siguientes semanas. Vamos a seguir en la lucha y en la calle. Lo tenemos que hacer pueblo a pueblo, pero vamos a seguir en la lucha, muy convencidos y concienciados”, ha asegurado.

Ha subrayado también que los pensionistas no llevan “tres años en la calle para que suban un 0,9%” las pensiones como ha planteado el Gobierno, lo que, según ha advertido, “en pensiones de 500 o 600 euros, serán 9 o 10 euros al mes”.

Carta a los partidos políticos

Los pensionistas  han lamentado que la carta que entregaron a los partidos políticos para pedirles que votaran en contra de las recomendaciones del Pacto de Toledo no ha recibido “contestación directa”. No obstante, han indicado que, al tiempo que “decepcionados”, también están “esperanzados” en que se tenga en cuenta “algo” de sus reivindicaciones en la tramitación que queda por delante.

Desde el colectivo, han asegurado que no van a “bajar” su demanda de pensiones mínimas de 1.080 euros para poder “vivir con dignidad” y también han reiterado su reclamación de derogar las últimas reformas laborales y de pensiones, entre otras demandas. Asimismo, han advertido de que la brecha de género que existe en materia de pensiones se sigue “sin tocar” y las mujeres están en situación “muy precaria”.

Veintiocho hombres y mujeres pensionistas se concentraron un lunes más a las 12:00 horas en torno al pirulí del Bulevar de la Travesía Iparragirre para reivindicar unas pensiones públicas dignas y una pensión mínima de 1080 euros I Foto: Leihoa.info
Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude