Para el MPB la reforma de las pensiones del Gobierno español tiene «trampa»

El movimiento de pensionistas vasco se ha movilizado un lunes más, en esta ocasión para denunciar que la subida de las pensiones del 2,5% no se corresponde con el 5,5% que subió el IPC en noviembre. Por ello, el 12 de febrero los pensionistas se manifestarán en Bilbo por unas pensiones dignas.

El representante del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia Jospo Barrutia ha afirmado que la reforma de pensiones recientemente aprobada por el Gobierno español es una «trampa» en la que se pierde dinero, porque los pensionistas cuentan con una subida del 2,5%, frente al 5,5% de subida del IPC en noviembre.

Barrutia ha asegurado que el Gobierno español «miente», en la medida en que, según ha dicho, la pretensión de la ley aprobada el 28 de diciembre es mantener el incremento de la carestía de la vida y «la sostenibilidad del sistema público de pensiones» y la «tercera parte ya no la cumple».

Barrutia ha explicado que en noviembre de 2021, cifras oficiales del Gobierno de Pedro Sánchez indican que el IPC o «coste de la vida» subió un 5,5%, mientras que la «paguilla» concedida a los pensionistas como compensación por la subida del Indice de Precios al Consumo se ha situado en el 2,5%.

El representante de los pensionistas ha subrayado que esa pérdida poder adquisitivo del 3% entre la subida concedida a los pensionistas y el aumento en el IPC es «para toda la vida», en la medida en que este año 2022, los pensionistas perderán ese 3% que no ha subido en 2021.

IPC «falso»

Por ello, Barrutia ha asegurado que se realiza el cálculo con un «IPC falso», que «no cuenta realmente lo que sube la vida», algo que a su juicio no afectará únicamente a los pensionistas, porque la subida del IPC «probablemente» será aplicado por muchas empresas «también de esa forma», por lo que ha criticado el hecho de que exista una «trampa» con el nuevo IPC que se está aplicando, que hace que los pensionistas cobren un 3% menos y que el dinero que perciben no corresponda a la «subida real de la carestía de la vida».

Respecto a las pensiones mínimas, ha precisado que únicamente las no contributivas suben un 3%, mientras que el resto lo hacen un 2,5%, por lo que estas pensiones mínimas quedarán «en miseria».

Barrutia ha recordado a este respecto que los pensionistas desde hace cuatro años reclaman una pensión mínima de 1.080 euros, «como dice la Carta Social Europea», que el Gobierno español ratificó en verano de 2021, pero que «luego no la aplica».

Por ello, el 12 de febrero los pensionistas se manifestarán de nuevo para mostrar su «hartazgo de promesas y compromisos incumplidos que hacen que pensiones y salarios pierdan cada vez mas poder adquisitivo, lo que les empobrece», según han destacado en un comunicado el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria.

El movimiento vasco de pensionistas, que centralizará la marcha en Bilbo, coincidirá en esa jornada reivindicativa con las plataformas de pensionistas de los diferentes pueblos y comunidades del Estado. En ese sentido, Barrutia ha indicado que la marcha se desarrollará en el conjunto del Estado con la intención de criticar al Gobierno por lo que consideran «pensiones míseras» y «porque no suben el IPC real».

En Leioa, un lunes más, 24 pensionistas se reunieron en torno al pirulí del Bulevar de la Avanzada en exigencia de unas pensiones públicas dignas y una pensión mínima de 1080 euros.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.