Protestas en denuncia por las detenciones de 4 miembros de la izquierda abertzale

La Guardia Civil detuvo ayer a Antton López Ruiz, Oihana San Vicente, Oihana Garmendia y Haimar Altuna en Zarautz, Agurain, Gernika y Lizartza. La operación se produjo por orden de la Audiencia Nacional y tiene relación con actos de bienvenida a exrepresaliados. Los cuatro detenidos quedaron libres tras declarar a primera hora de la tarde de ayer.

López Ruiz, uno de los portavoces de la Comisión de Presos de Sortu, fue apresado en su domicilio de Zarautz; Oihana Garmendia, que comparte trabajo en el mismo grupo, en Gernika, cuando acudía a trabajar; Oihana San Vicente, responsable política de Sortu en Araba, fue detenida en Agurain, cuando se disponía a dirigirse a Gasteiz. Por su parte, Haimar Altuna, responsable de Sortu en Gipuzkoa, fue apresado en Lizartza, después de haber llevado a sus hijos a la ikastola, al parecer en un control del instituto armado.

El Ministerio español de Interior informó en una nota que la operación, bautizada como «Kabat», había sido ordenada por el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional española. A los arrestados les acusaron de organizar «casi un centenar de homenajes a miembros de ETA y su entramado de apoyo», celebrados entre diciembre de 2016 y octubre de 2019, y les imputaron un presunto delito de «enaltecimiento y humillación y menosprecio a las víctimas del terrorismo».

La nota de Interior del Gobierno español difundida ayer señalaba que las «investigaciones» se iniciaron hace un año y medio y que los detenidos «han dirigido y coordinado en primera persona los actos de homenaje», que se materializaban «a través de la dinámica Kalera Kalera».

Antton López Ruiz y Oihana Garmendia ya fueron detenidos en marzo de 2018, acusados de «enaltecimiento del terrorismo» por participar en el acto de despedida a Belén González que tuvo lugar en Lazkao en noviembre de 2017. En aquella operación también fueron arrestadas Miren Zabaleta y Olatz Dañobeitia. Tras ser conducidos al cuartel de Intxaurrondo, todos quedaron en libertad al cabo de unas horas.

Protestas 

Por la tarde se llevaron a cabo concentraciones de protesta en las localidades de residencia de las personas detenidas y en otros municipios y ciudades vascas bajo el lema Bakea eta demokraziari erasorik ez! en las que cientos de personas mostraron su apoyo a los detenidos, que estuvieron presentes en las mismas, y el rechazo ante la operación policial.

En Leioa tuvo lugar una concentración en el Bulevar de la Travesía Iparragirre, en la que tomaron parte 32 personas.

Arkaitzrodriguez

Rechazo de Sortu, ELA y LAB 

 Sortu, grupo político al que pertenecen los detenidos, hizo público un comunicado en el que resaltaba el “componente puramente político” de las detenciones y las relacionaba con “la nueva situación que el independentismo vasco y catalán están impulsando en el Estado”. 

Sortu argumentó que las detenciones de sus miembros son “un nuevo intento del estado Profundo, de la ultraderecha judicial, policial y mediática para intentar condicionar y frustrar la ventana de oportunidad que la izquierda abertzale ha contribuido a generar”.

Para el partido de la izquierda abertzale, los ongietorris “son una mera excusa”. Sortu considera que si en su momento “intentaron sabotear el cambio de estrategia de la Izquierda Abertzale; intentaron frustrar el desarme y la propia disolución de ETA, ahora se intenta sabotear la actual situación política”. Sortu señala que “la ultraderecha policial, judicial y mediática se sitúan en pie de guerra contra la mera hipótesis de una solución ya sea de las consecuencias del conflicto como de las causas del mismo”.

Por su parte, el sindicato ELA tildaba de “inaceptables” unas detenciones que pretenden “criminalizar un espacio político en un contexto en el que se están produciendo gestos para avanzar en una dirección distinta”.

LAB también ha mostrado su solidaridad con las personas detenidas y las ha considerado un «ataque contra los deseos de la mayoría social de este pueblo», que «defiende que se debe solucionar el tema de presos y presas».

«Continúan utilizando el tema de los y las presas para alimentar su estrategia de guerra. Quieren obstaculizar dar pasos en la resolución del conflicto con detenciones y maniobras como esta, pero no lo van a conseguir», ha asegurado este sindicato.

Rueda de prensa de Maddalen Iriarte.  Foto: EH Bildu

EH Bildu: “Son la respuesta a la agenda democratizadora que venimos impulsando”

Maddalen Iriarte, portavoz de EH Bildu en el Parlamento vasco también rechazó las detenciones en una rueda de prensa ofrecida ayer. Iriarte señaló que las detenciones eran “la respuesta de los aparatos del Estado a la agenda democratizadora que viene impulsando EH Bildu” y que “cada vez que se pretende dar un impulso por vías democráticas, el Estado reacciona con detenciones y represión”, al tiempo que hacía un llamamiento “a los partidos políticos y sindicatos de este país a responder a esta situación antidemocrática e invitamos a la ciudadanía vasca a participar en las movilizaciones».

La parlamentaria vasca resaltó la necesidad de “poner fin a la represión y a la judialización de los problemas políticos” y planteaba que “la única manera de parar a los aparatos del Estado es seguir avanzando en la agenda democratizadora que estamos impulsando».

La portavoz parlamentaria de EH Bildu señaló igualmente que “por más que quieran cambiar nuestro rumbo, EH Bildu va seguir trabajando por avanzar en una agenda democratizadora para garantizar que los aparatos del Estado que se niegan a reconocer esta nueva realidad no vuelvan a actuar con total impunidad».

Solidaridad de ERC, JxCat, PDCat, CUP y BNG

Representantes de JuntsxCat, PDCat, ERC, CUP y BNG han hecho público también un texto en el que denuncian las detenciones, que consideran “una nueva vulneración de derechos fundamentales” y entienden que “no es casualidad que se produzcan en el momento en el que existe en la sociedad vasca un mayor consenso que nunca a favor del cambio en la política penitenciaria”. Consideran, además, que las detenciones parecen “un nuevo intento por parte del Estado para intentar condicionar la acción política que conduzca a posibles soluciones políticas y democráticas”.  Por ello llaman a “multiplicar los esfuerzos por resolver la cuestión de las personas presas y avanzar hacia una solución política y democrática de los conflictos en el estado”.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.