Movilización en contra del desmantelamiento de Osakidetza y de la alarmante situación de la Atención Primaria

Los sindicatos SATSE, ELA, LAB, CCOO, UGT y ESK han convocado una manifestación el mañana domingo, 26 de junio, a las 12 de la mañana, desde el Sagrado Corazón de Bilbao en contra del desmantelamiento de Osakidetza y de la alarmante situación de la Atención Primaria.

Los sindicatos llaman a la plantilla como a toda la ciudadanía a participar en la manifestación. “Estamos ante una cuestión que nos interpela como trabajadores y trabajadoras, pero también como pacientes de la sanidad pública”.

Han anunciado igualmente que han recibido la adhesión de agrupaciones profesionales, vecinales y otros movimientos sociales y ciudadanos a dicha movilización.

Con anterioridad, el pasado miércoles, 22 de junio, realizaron concentraciones y encierros a las 17:00 horas, en diversos centros de salud de la red de Osakidetza con el objetivo de denunciar los recortes horarios que se van a aplicar en los centros de Atención Primaria de la red pública de Osakidetza.

Crítica a las declaraciones de la Consejera Sagardui

Los sindicatos han recordado las declaraciones “de extrema gravedad” de la Consejera de Salud del Gobierno vasco “en las que dejaba claros los planes del Gobierno vasco para Osakidetza, que no son otros que la voluntad inequívoca de desmantelar la Atención Primaria y de precarizar el resto de niveles asistenciales, todo ello en el camino de la privatización, del ataque a los servicios púbicos y del negocio de los seguros sanitarios privados”.

SATSE, ELA, LAB, CCOO, UGT y ESK consideran que, a la vista del rechazo unánime de la plantilla y la sociedad, “el Gobierno vasco ha puesto en marcha su maquinaria propagandística para intentar hacernos creer que, en realidad, habíamos entendido mal y que la Consejera había dicho otra cosa”. No obstante, los sindicatos de Osakidetza creen que las palabras de Sagardui “fueron claras y no dan lugar a ningún tipo de confusión. Explicó con absoluta nitidez que se van a cerrar consultorios, que algunos estarán atendidos, en exclusiva, por personal de enfermería; que se va a seguir ahondando en la especialización de hospitales -lo que es lo mismo, que se van a cerrar servicios que hoy existen, para pasar a ofrecerlos en un único hospital en toda la CAPV- y que la ciudadanía se va a tener que desplazar más y más a menudo”. Algo que, “en un ejercicio de absoluta demagogia, la Consejera calificaba de cambio cultural”, cuando los sindicatos creen que “en realidad supone el desmantelamiento del sistema sanitario público, la precarización del servicio sanitario que se ofrece a la ciudadanía y también de las condiciones laborales de la plantilla, amparándose en una eventual falta de profesionales, producto de sus decisiones políticas”.

También han criticado los sindicatos de Osakidetza las declaraciones del Lehendakari Urkullu en el Parlamento de Gasteiz de que tenía intención de reforzar la Atención Primaria y ampliar, renovar y consolidar las plantillas. “Tenemos que denunciar que Urkullu vuelve a faltar a la verdad intentando aparentar una realidad que no existe. Un verano más, Osakidetza va a cerrar centros de salud; va a restringir el horario de otros; no va a sustituir las vacaciones de muchos profesionales; va a sobrecargar, todavía más, a los trabajadores y trabajadoras que presten servicios en ese período; y va a precarizar la atención que se ofrece a la ciudadanía”.

“Esta es la receta que se aplica años tras año, no hay más plan que precarizar, sobrecargar y recortar”, resumían los sindicatos de la red pública de salud, a la vez que afirmaban que “este año, la situación es más grave si tenemos en cuenta que Osakidetza ha plateado la reducción de horarios incluso en centros de salud en los que la plantilla se había puesto de acuerdo para cubrir el servicio en la totalidad del horario, sin necesidad de recorte”.

En cuanto a la consolidación de las plantillas, los sindicatos han recordado que “Osakidetza no tiene ninguna voluntad de dar pasos para terminar, de una vez por todas, con las altísimas tasas de temporalidad que soporta la plantilla. Las cifras dan buena cuenta de ello: Osakidetza tiene más de 24.600 temporales y va a realizar una OPE de estabilización de 3.700 plazas, lo cual supone mantener la tasa de temporalidad en el 50%”, han afirmado SATSE, ELA, LAB. CCOO, UGT y ESK.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.