Azken berriak

Muchas personas mayores no pueden costearse las mascarillas

Al igual que la semana pasada, ayer lunes el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia (MPB) ha vuelto a realizar concentraciones simbólicas respetando las medidas de prevención y seguridad sanitaria.

Concentración de pensionistas en el Bulevar de la Travesía Iparragirre. Foto: leihoa.info

En Leioa 18 personas se reunieron en torno al pirulí del Bulevar de la Travesía Iparragirre para reivindicar unas pensiones públicas dignas y una pensión mínima de 1.080 euros al mes.

En momentos en que los efectos del coronavirus se van atenuando en el conjunto de la sociedad y en las residencias y en la atención domiciliaria a las personas mayores dependientes, el Movimiento de Pensionistas se reafirma en que “no podemos bajar la guardia, ni dejar sin abordar y resolver las graves deficiencias observadas, menos aún cuando los riesgos de rebrotes no han desaparecido del todo”.

Los hombres y mujeres pensionistas han reiterado “la responsabilidad de las Diputación Foral en el control y prestación de servicios en las residencias y en la atención domiciliaria a las personas mayores dependientes, aunque no podemos dejar de lado la de la patronal, tanto en las residencias concertadas como en las privadas”. Consideran que “la gran mayoría de la sociedad exige caminar hacia un sistema público, universal, gratuito de calidad, que cierre el paso a la privatización de residencias y otros servicios de atención a mayores, donde las patronales gestoras solo buscan beneficios”.

La privatización de las residencias la pagamos con la muerte. Foto: Ecuador Etxea

Solidaridad y apoyo a los allegados de las personas fallecidas

De igual modo quisieron mostrar su solidaridad y apoyo moral a todas las familias y allegados de las personas fallecidas y a todos y todas las trabajadoras que han dado lo mejor de sus personas para cuidar y atender debidamente a todas las personas contagiadas, entre ellas a las personas mayores.

Señalaron también que “no nos parece adecuado limitar la movilidad en una franja horaria tan estrecha, a todas las personas mayores por el hecho de tener más de 70 años”. Tampoco la obligatoriedad de la utilización de las mascarillas a toda la sociedad, subrayando la necesidad de su uso sobre todo por las personas mayores”, porque ello “nos enfrenta a un problema muy delicado: muchas personas mayores y pensionistas, principalmente mujeres, tienen unas pensiones de miseria con dificultades enormes para costearse sus mascarillas”.

Para hacer frente a esa situación plantean la necesidad de su gratuidad “si queremos que se generalice su uso de un modo cotidiano y seguro para prevenirse y garantizar que no se contagie”.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com