Lamiako tras remodelación BI711

Una actuación parcial con 20 años de retraso

Jokin Ugarte, Mari Jose Peleteiro, Asier Izquierdo y Eguzkiñe Agirre

Concejales de EH Bildu Leioa

El pasado lunes, 22 de agosto, la carretera de la ría a su paso por la dársena de Lamiako se cortó al tráfico para comenzar con las obras de adecuación y “convertir ese tramo de carretera en una zona peatonal y ciclable” que traerá consigo que el tráfico rodado pase a la calle Felipe del Río “de manera definitiva”, según el Ayuntamiento

En total serán 800 metros de la BI-711 los transformados en un espacio peatonal y ciclable “con zonas de esparcimiento”. Con esta actuación “Leioa cumple con su parte para que la Diputación Foral de Bizkaia avance con su proyecto de bulevar que conecte Bilbao con los municipios de ambas márgenes de la ría”, afirma la nota hecha pública en la web municipal.

Los y las concejalas de EH Bildu Leioa queremos comenzar este balance de los beneficios y retos que plantea la peatonalización de la carretera de la ría reconociendo el trabajo de la asociación de ciclistas urbanos Biziz bizi y otras asociaciones que durante estos años dedicaron sus esfuerzos a reivindicar la realización del carril bici entre Bilbao y Getxo.

Una apuesta por la movilidad ciclable con 20 años de retraso

Si la apuesta por la movilidad en bicicleta del Ayuntamiento de Leioa y de la Diputación Foral de Bizkaia hubiese tenido lugar hace 20 años hoy estaríamos en una situación mucho más favorable en términos de movilidad.

Es necesario recordar que las obras que ahora han comenzado llevan un retraso de casi 20 años, ya que esta vía ciclable estaba ya contemplada en el Plan Director Ciclable de Bizkaia 2003-2016, cuando la carretera pertenecía al Puerto de Bilbao. Y que cuando en el año 2016 el Puerto presenta un proyecto para realizar el denominado “bidegorri de la ría”, en lugar de transferir la vía en su totalidad a la Diputación o acercar planteamientos mediante cualquier otra fórmula jurídica, facilitando la construcción de la nueva infraestructura, decide ofertar la titularidad a cada uno de los cuatro ayuntamientos, retrasando una vez más el proyecto.

Inicio de las obras sin contestar previamente a las alegaciones presentadas

Estas obras se han iniciado, por otra parte, sin que la Diputación Foral de Bizlaia haya contestado a las alegaciones presentadas por la Coordinadora para la Defensa de la Dársena de Lamiako y EH Bildu Leioa al «Proyecto de trazado del eje peatonal y ciclable de la Ría. Tramo: Altzaga-Lamiako» y sin haber desarrollado técnica y jurídicamente de modo paralelo el proyecto de naturalización de la Vega de Lamiako.

Si en el año 2018 se realizó, aprovechando una subvención pública para ello, el “Plan de Acción del Paisaje del Entorno de la Dársena de Lamiako” y en la reunión de debate en torno a dicho documento surgió la necesidad de favorecer la permeabilización de la barrera física que separa la ría de la dársena, en junio de 2022, y de acuerdo a esos criterios se presentaron sendas alegaciones al proyecto de vías ciclista para que se le diera la protección debida y no se obstaculizasen intervenciones posteriores en este senido. Estas alegaciones no han sido contestadas por lo que entendemos que el Ayuntamiento está actuando sin tener en cuenta un tema de mucha importancia que puede condicionar el desarrollo futuro de la dársena de Lamiako y del conjunto del barrio.

Afecciones al tráfico en la calle Langileria

El tercer aspecto a resaltar es la falta de una intervención urbanística dirigida a proteger a los residentes en la calle Langileria del tráfico que se le avecina por no haber previsto con anterioridad como evitarlo, promoviendo que dicha calle sea una vía semipeatonal con restricción al paso de vehículos cuyo destino final no sea el propio barrio.

Intervenciones parciales preelectorales frente a un plan de movilidad sostenible global

EH Bildu Leioa está a favor de hacer el bidegorri de la ría como hemos demostrado no solo en nuestros pronunciamientos políticos sino en nuestra práctica cotidiana. También hacemos una apuesta firme por la peatonalización, planteando para ello que se lleven a cabo estas medidas coherentemente con el resto de las intervenciones urbanísticas y marcando prioridades de la mano de la ciudadanía.

Por eso criticamos que el Gobierno local (PNV-PSE) lleve a cabo iniciativas parciales de tinte preelectoral sin definir el futuro de la dársena de Lamiako ni el plan de edificación de centenares de nuevas viviendas en el barrio (en el área de la antigua Earle y parte de los terrenos y el entorno de la dársena) sin garantizar la cubrición completa del metro a su paso por este barrio (entre Leioa y Areeta) ni los servicios anexos que tanto necesita el barrio y sus habitantes (¿para cuándo una Kulturetxea o Kulturgunea merecedora de tal nombre?; ¿habrá algún tipo de instalaciones deportivas al servicio de los habitantes de estos barrios o todo se concentrará en el nuevo polideportivo del centro del municipio?), ni que el rediseño de la movilidad motorizada en el barrio no genere afecciones indeseables al vecindario de la calle Langileria y a otras de este barrio.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.