Una agresión a la biodiversidad y a la recuperación de la Vega de Lamiako

Jokin Ugarte, María José Peleteiro, Asier Izquierdo y Eguzkiñe Agirre

Concejales de EH Bildu Leioa

La empresa GESLUR XXI, una de las empresas que se propone para el desarrollo del Convenio Urbanístico con el Ayuntamiento de Leioa para completar el proceso de transformación urbanística de Lamiako entregó el pasado 3 de setiembre, como propietarios del sector 17B (antigua MISA), una solicitud para proceder a la retirada de escombros, operación que fue autorizada por el ayuntamiento sin solicitar información complementaria.

En la Comisión de Territorio de la pasada semana se nos informó al respecto sin aportar dicha solicitud. Al de unos días empezó a aparecer en las redes sociales la preocupación de no pocos ciudadanos de Leioa al apercibirse de la presencia en el Área 18 (Vega de Lamiako) -no en el sector 17 B- de hasta tres máquinas excavadoras. Esto no era un buen presagio, como lo entendió el saber popular. Pero el nivel de preocupación y posterior rabia se produjo al ver las imágenes y el destrozo causado por dichas máquinas sin tener en consideración ningún tipo de criterio ambiental y ecológico. En el área 18 conocido como la Vega de Lamiako había mucha porquería, es indudable. Pero una serie de artículos en prensa y en las paginas web de distintas asociaciones ambientalistas alertaban de la presencia en la zona de flora y fauna necesitada de protección.

Lejos de seguir las indicaciones de estas asociaciones científicas -el propio estudio paisajístico elaborado por el ayuntamiento recogía la presencia de esta riqueza- se entró por parte de la empresa GESLURXXI a saco, produciendo la pérdida de elementos considerados “raros” y que se encuentran en el catálogo de especies protegidas. Tanto es así que ante el llamamiento de la Coordinadora para la Defensa de la Vega de Lamiako se alertó al Ayuntamiento para que ordenase la paralización de dichas labores de “limpieza”.

Hoy en el pleno las y los concejales de EH Bildu hemos expresado nuestro malestar y nuestra exigencia de paralización de dicho destrozo. Y sabemos que hoy mismo el Alcalde ha firmado un decreto ordenando la paralización de dichas tareas. Pero el daño ya está en gran medida hecho.

¿Por qué no se exigió en su momento lo que era obligado? ¿Por qué no se pidió a GESLUR XXI el Plan de obra, la memoria de los trabajos a realizar, la justificación de las determinaciones señaladas en el Plan Territorial Sectorial (PTS) de Zonas Húmedas, labores de control ambiental a implementar para evitar afecciones a las especies vegetales protegidas?

Desde el Grupo Municipal de EH Bildu Leioa exigimos se proceda con la máxima exigencia hacia la empresa y se la obligue al cumplimiento de todas las condiciones exigibles, así como a que restaure el área hasta dejarla en condiciones  similares a las que tenia antes de su punible intervención.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude