Las pensiones de viudedad saldrán del umbral de pobreza tras el pacto EH Bildu-Gobierno español

EH Bildu ha anunciado un acuerdo con el Ejecutivo Sánchez para aumentar las pensiones mínimas de viudedad y equipararlas con las contributivas. Subraya que este pacto «supondrá que ninguna pensión de viudedad esté por debajo del umbral de la pobreza».

EH Bildu ha alcanzado este jueves un acuerdo con el Ministerio de Seguridad Social sobre las pensiones mínimas de viudedad, «por las que estas aumentarán entre 1775 euros y 3800 euros anuales en cuatro años, equiparándolas así con las pensiones contributivas. En función de este acuerdo, EH Bildu ha conseguido que las pensiones mínimas de viudedad aumenten en 2024 desde 40 euros al mes para las pensiones individuales, hasta los 126 euros más al mes en las de viudedad con cargas».

Explica en una nota que, de esta manera, «se producirá un aumento considerable en las pensiones mínimas de viudedad, del 17% para las individuales hasta un aumento del 30% para la modalidad de viudedad con cargas. Este aumento será progresivo en cuatro años, aplicando una subida mayor el primer año, en 2024».

La consecuencia será que «ninguna pensión de viudedad esté por debajo del umbral de la pobreza», subraya el grupo abertzale.

«Las pensiones de viudedad son actualmente, junto a las no contributivas, las pensiones más bajas, con un claro componente de género que durante décadas ha condenado a las mujeres con estas pensiones a vivir en la precariedad. Gracias a este acuerdo, estas pensiones se equipararán a las mínimas contributivas, logrando así dar cumplimiento a una demanda pendiente para con este colectivo de pensionistas», recuerda EH Bildu.

«Con las mejoras introducidas mediante este acuerdo, unidas al cumplimiento de dos de las principales exigencias durante la negociación previa de esta reforma (la no ampliación del periodo de cómputo de manera obligatoria y el aumento de las pensiones mínimas), EH Bildu cree que la reforma planteada por el Gobierno adquiere un carácter más justo, con un mayor avance en la defensa y protección social de los pensionistas. En función de este acuerdo, EH Bildu facilitará la aprobación del Decreto-Ley que el Gobierno someterá próximamente a convalidación en el Congreso de los Diputados», adelanta.

Este decreto-ley ha sido aprobado este mismo jueves en un Consejo de Ministros extraordinario, poco antes de que EH Bildu hiciera este anuncio.

PNV, apoyo o abstención dependiendo de empresas

Por su parte, el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha dicho que su grupo ve «difícil oponerse» a la reforma de las pensiones, y baraja el voto afirmativo o la abstención, a la espera de analizar el texto y adoptar una decisión definitiva, en la que será determinante si los incrementos en las cotizaciones «ahogan» o no a pequeñas empresas y cooperativas y autónomos.

«Tenemos que mirar bien la letra pequeña, es un tema muy importante y controvertido, en el que, quienes estamos cerquita o acercándonos a la jubilación, vemos las cosas de una manera; los que ya son jubilados lo ven de otra, y la gente joven que está pagando, pero ve la expectativa de pagar una pensión muy lejos y muy difícil, la ve de otra manera», ha indicado en una entrevista concedida a Radio Popular-Herri Irratia, recogida por Europa Press.

Ortuzar ha destacado que el Gobierno del Estado ha anunciado que se tramitará como proyecto de ley, con lo que los jeltzales podrán presentar enmiendas. Lo que les preocupa, según ha destacado, es que «estos incrementos de cotizaciones no ahoguen, que para mañana nos garanticen más dinero, pero que no ahoguen hoy a las empresas pequeñitas, sobre todo, autónomos y al régimen cooperativista».

Acuerdo «insuficiente» para LAB

El sindicato LAB ha llamado «a la movilización en defensa de unas pensiones públicas dignas» al considerar que «el acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos CCOO y UGT, es insuficiente» y «no garantiza la pensión mínima de 1.080 euros».

Para el sindicato, las medidas para aumentar los ingresos «no son suficientes» ya que falta hablar «de la necesidad de mejorar los salarios» y faltan medidas como son el destope de las bases máximas de cotización.

LAB ha defendido «establecer una pensión mínima» de 1.080 euros como plantea el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria, la mayoría sindical y la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, «de vital importancia para poder garantizar una vida digna a las y los pensionistas».

Por todo ello, LAB ha considerado que «toca seguir peleando» y ha adelantado que interpelará «a Podemos, PNV y EH Bildu para que sigan negociando hasta el último minuto para intentar mejorar los aspectos que no han sido recogidos en este acuerdo», además de pedir a los gobiernos de Lakua e Iruñea que reclamen la competencia exclusiva sobre las pensiones.

Escrivá: perdurará «muchísimos años»

Desde la parte del Gobierno español, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, cree que la reforma del sistema de pensiones, aprobada este jueves en un Consejo de Ministros extraordinario, perdurará «muchísimos años» porque «está bien hecha», a pesar de que el PP ha anunciado que la cambiará cuando llegue al Gobierno. Además de ser una reforma «bien diseñada» y con «apoyos suficientes», Escrivá ve en ella un «plus adicional», ya que es parte del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia (PRTR).

«Cuando sea evaluada en unos meses por las autoridades europeas, recibirá de nuevo igualmente con el cuarto pago y el cierre del sistema el refrendo de las autoridades europeas incuestionables», ha insistido el ministro.

Escrivá confía en que la reforma dure «muchísimos años», puesto que «aporta muchísima tranquilidad y certidumbre» tanto a los pensionistas actuales como a los futuros.

La CEOE dice «no»

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha insistido este jueves en que la patronal tiene «toda la legitimidad, a través del diálogo social, a decir que no» a una reforma de las pensiones que en su opinión no cumple los objetivos al cargar sobre las empresas, autónomos y trabajadores «absolutamente todo el planteamiento».

Garamendi ha insistido en que la responsabilidad de hacer una propuesta recae en el Ministro y no es la CEOE, que aún no tiene la memoria económica del impacto de la reforma. «Que no nos culpe a nosotros de tener la responsabilidad», ha aseverado Garamendi, quien ha apuntado, preguntado por cómo hacer sostenible el sistema de pensiones si no es con un aumento de cotizaciones, que es una cuestión que debe hacerse al Ministro y al diálogo social, porque «realmente hemos tenido muy poca información, por no decir ninguna».

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude