Nueva reunión entre Mivaricar SL y la representación sindical de Vicrila para analizar el plan de recortes planteados

Tendrá lugar el lunes para negociar los recortes de plantilla y salariales propuestos por la oferta respaldada por la administración concursar de Vicrila

Mañana lunes tendrá lugar una nueva reunión entre la sociedad de inversión Mivaricar SL (sociedad de inversión que tiene por objeto la constitución y/o participacion por si misma o de forma indirecta en la gestión y control de otras empresas o sociedades en manos de las familias vizcaínas Lanzagorta y López Ante) y los representantes de la plantilla de Vicrila en torno a las intenciones de dicha sociedad de inversión para hacerse con la empresa leioarra. 

Según datos revelados tras conocerse el apoyo de la administración concursal a Mivaricar SL en detrimento de las otras dos ofertadas presentadas (Sherpa e Idurgo), sus pretensiones pasan por deshacerse de en torno a 50 trabajadores de los actuales 275 con que cuenta en la actualidad y que la plantilla acepte además una reducción de los costes salariales superior al 30% (si bien otras fuentes hablan de que no sería superior al 25%). Otras fuentes han señalado que la sociedad de inversión estaría avalada por el hasta ahora máximo responsable de la empresa de Lamiako, además de apuntar que la oferta se plantearía un total de 15 millones de euros en inversiones de mantenimiento como productivas. Al parecer, pretenderían poner en marcha una nueva línea de copas y una microfundición de aluminio que utilizaría los del proceso productivo y contaría con 20 trabajadores.

La primera reunión realizada el pasado viernes durante más de 4 horas terminó sin avances entre las partes, según fuentes sindicales.

Concurso de acreedores y plazo hasta el miércoles

Vicrila se encuentra en concurso de acreedores desde hace más de un año y su rescate ha fracasado en dos ocasiones anteriores. Llegar a un acuerdo que suponga la reducción de su actual plantilla y una muy importante reducción de costos salariales es la condición impuesta por la sociedad de inversión Mivaricar para hacerse con la gestión de Vicrila.

Para intentar alcanzar un acuerdo Mivaricar SL cuenta con la presión que sobre la plantilla supone encontrarse en concurso de acreedores desde hace 15 meses y que con anterioridad hayan resultado fallidos dos intentos de adjudicar Vicrila a nuevos gestores. Para ello se viene hablando, además, de un plazo muy corto para conseguirlo, hasta el próximo miércoles.

Algunas fuentes han negado que detrás de la oferta de Mivaricar SL se encuentre, en realidad, un intento por hacerse con la empresa con la intención de impulsar un proyecto inmobiliario en los actuales terrenos de Vicrila tras su cierre después de plantear la inviabilidad de la misma como empresa ligada a la producción ligada al vidrio.

Si se consiguiera algún acuerdo, que debiera ser ratificado por la plantilla, el mismo deberá ser dado a conocer al Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao, que tiene la última palabra en la decisión de la adjudicación a uno de los tres interesados en la compra de la empresa vidriera leioaztarra.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude