Una Diada catalana con amplia presencia de vascos en Barcelona

Un año más, la Diada ha colapsado Barcelona. Miles de personas han ocupado las calles desde primeras horas de la mañana.

La jornada ha comenzado con la tradicional ofrenda floral de recuerdo y homenaje al president Rafael Casanova, que ha contado con la presencia de representantes vascos del PNV, EH Bildu, Independentistak sarea, Gure Esku Dago y otros.

Grupos de vascos a título personal o acompañando se han dado cita este año también en el Día nacional de Catalunya para mostrar su solidaridad y apoyo. Un gruupo de ellos —que contaba con presencia de leioaztarras– ha aprovechado la ocasión para hacerse una fotografía llamando a la manifestación en favor de los presos y presas vascas del próximo 20 de octubre.

Han sido abundantes –y multitudinarios– los actos de la jornada. Además de la ofrenda a Casanova, también se ha celebrado la tradicional ofrenda en el Fosar de les moreres donde fueron enterrados los catalanes fusilados por las tropas castellanas en 1774.

Un millón de personas en la manifestación vespertina

El acto central del día, no obstante, ha sido la manifestación organizada por la tarde por la Asamblea Nacional Catalana. Una manifestación que, según la Guardia Urbana de la ciudad, ha contado con la participación de un millón de personas a lo largo de la Diagonal de la capital catalana. Miles han sido también los voluntarios y voluntarias de la ANC que han colaborado en que el acto haya constituído un éxito también de organización.

El llamamiento de la ANC era a estar a partir de las 16:00 horas en el tramo correspondiente para, a las 17:14 horas (en recuerdo de la toma de la ciudad por las tropas borbónicas castellanas tras asediar la ciudad durante 14 meses).

A la hora prevista un cohete lanzado ha dado comienzo la «ola sonora» que, comenzado en el Arco del Triunfo ha ido remontando la Digaonal hasta el Palacio de Pedralbes, donde la fuerza de la misma ha abierto tres brechas en un muro construído para la ocasión.

El primer empujón ha tumbado a la monarquía española, representada por un rey de espadas cabeza abajo. Luego ha sido el turno de un mural de un hamster dando vueltas a la noria, que simbolizaba ‘el procesismo’, girar y girar sin llegar a ningún sitio. Y el tercer golpe ha hecho caer el artículo 155 de la Constitución española, ante la ovación de los presentes y el ondear de numerosas banderas, no solo esteladas catalanas.

Durante el acto han sido innumerables las veces que las personas asistentes han lanzado consignas en favor de la independencia de Catalunya o la libertad de los presos y la vuelta de los exiliados y miembros del anterior Gobierno catalán y de la propia ANC y Omnium Cultural. No pocas también se han entonado el himno nacional catalán de Els segadors o la canción de Luis Llach, L’Estaca.

Numerosas intervenciones en el acto final

En el estrado han sido numerosas las intervenciones. Representantes de los Comités de Defensa de la República (CDR), de la Asociación de Muncipios por la Independencia (AMI) o el abogado de la exiliada consejera Clara Ponsatí han cogido el micrófono para apuntar que están «hartos de simbolismos», el camino hacia la independencia «no tiene retorno» o que «el general Franco estaría orgulloso de un Estado que actúa como una dictadura franquista».

Por su parte, el representante de Omnium Cultural ha pedido a los partidos soberanistas ha pedido a los partidos soberanistas «unidad y sentido de Estado» para lograr la independencia.

El acto ha concluído con la intervención de la presidenta de la ANC, Elsenda Paluzie, que no ha dudado en pedir a los miembros del Gobern «rigor, honestidad y determinación» para seguir avanzado hacia a la república catalana y prioriza «el interés colectivo al de partido», y que asuma responsabilidades, porque «no todo lo tiene que hacer la gente desde la calle». Ha manifetado también ser «muy conscientes de las dificultades y obstáculos» ni que pidan «lo imposible», además de que «el exilio esté unido» y de no devolver a la sociedad catalana a la casilla de salida, en referencia al autonomismo y una teórica mejora del mismo. «No malverseis todo lo que hemos hecho, las victorias conseguidas, en especial la del 1 de octubre», ha afirmado Paluzie, que también ha denunciado los procesos judiciales contra los líderes del soberanistas y ha llamado a convertir «los juicios de la vergüenza en un boomerang contra el Estado».

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude