“¿Vivirá Lamiako?”, se pregunta la Plataforma en Defensa de la Vega

La Plataforma de Defensa de la Vega de Lamiako ha hecho público lo tratado en el Taller de participación ciudadana para tratar el Plan de Acción del Paisaje de la ría de Leioa, celebrado el pasado 7 de noviembre en Ondiz Dorrea.

La Plataforma recuerda que el Ayuntamiento de Leioa encargó hace ya meses a la Consultora medioambiental Basoinsa un estudio paisajístico sobre la Vega. Uno de los agentes consultados para realizar dicho informe fué, precisamente, esta Asociación medioambientalista que defiende la recuperación del terreno como zona de marisma y su renaturalización.

En el Taller participaron diferentes asociaciones del municipio y grupos políticos, la alcaldesa, Mari Carmen Urbieta, el arquitecto municipal y un representante de Basoinsa (Carles Escriva) y de Inguru, que fueron quienes dinamizaron el taller.

 

Por parte de Basoinsa, según la información hecha pública por la Plataforma, se presentaron propuestas de acciones para los diferentes entornos. En concreto, para el humedal plantearon la necesidad de retirar los rellenos y recupera la dinámica mareal, si bien la consultora «propone un primer momento de eliminación de especies alóctonas e instalación de equipamientos (bancos, observatorios…) mientras se consigue financiación», algo que la Plataforma considera «absurdo si el objetivo es realmente eliminar el relleno de épocas pasadas».

Respecto a la carretera BI 711 junto a la ría, Basoinsa promueve desviar el tráfico por la calle Felipe del Río. Según la Plataforma de defensa de la Vega, «el debate estuvo en llevar el paseo y bidegorri también por la carretera interior y hacer desaparecer así la BI 711 o convertiral en un paseo sólo para bicis y paseantes». La asociación ambientalista defiende «la necesidad de instalar pantallas vegetales y de aislamiento para minimizar la presión a la avifauna». Al parecer, el ayuntamiento comentó diversas ideas disuasorias «que barajan para evitar un aumento del tráfico por la calle Langileria».

En cuanto al metro, «se señaló el obstáculo que supone el metro y se debatión la idea de soterrarlo». Como propuesta, se propuso «siendo el cauce del Gobela artificial y estando regulado mediante aliviaderos a su entra en Las Arenas, (…) hacerlo desaguar en la Vega a la altura del primer contacto con ella y liberar el canal desde ese punto hasta su unión con la ría del Udondo para desviar el metro por ahí en tanto se realizan las obras de soterramiento».

Precisamente, sobre los ríos Udondo y Gobela se defendió «la naturalización de los cauces», hablándose de la posibilidad de crear una una zona Lamiako-humedal de Astrabaudua que «conectara a través del Udondo y de los terrenos baldíos de las empresas ya cerradas con unos cierres de vallas que no respetan la distancia legal de servidumbre con los cauces de estos ríos».

Sobre las cocheras, la Plataforma informa que «aún no se descarta su uso relacionado con el transporte», concretamente, para hacer de garajes y cocheras de los nuevos Buses Eléctricos Inteligentes (BEI) que se plantean poner en marcha para conectar a estación de metro de Leioa con el Campus de la UPV/EHU.

Al parecer, la consultora Basoinsa planteó la necesidad de crear una Comisión de Seguimiento y Gestión del Espacio y de contactar con otros humedales de la Comunidad Autónoma Vasca (Txingudi, Salburua, Urdaibai, Plentzia…).

En su información, la Plataforma de Defensa de la Vega de Lamiako plantea que existen cuestiones pendientes por parte del Ayuntamiento antes de poder plantear ninguna intervención, como serían hacerse con la titularidad de la carretera de la ría (BI 711), la publificación de los terrenos implicados (dado que, al menos alguna parte de ellos pertenecen a la BBK), la recalificación de la Vega, que sugieren calificarla como Sistema general de equipamiento (parques, lugares públicos de ocio, etc.), además de las cuestiones de financiación de las intervenciones que se deseen llevar adelante.

La asociación defensora de la Vega de Lamiako como espacio natural de marisma a recuperar y renaturalizar hace una valoración que, si bien consideran que «en principio, no pinta pinta mal el rumbo que va tomando (…) no vemos claro que, eliminada la amenaza de la depuradora, se instale provisionalmente un parque con sus bancos, con árboles de ribera en las márgenes de las rías, sin especies invasoras, con sus observatorios para aves… y ahí acabe todo». Y no lo ven «porque eso no sería recuperar el humedal».

El estudio de análisis y propuestas elaborado por la consultora Basoinsa, sobre el que se informó en el Taller del pasado 7 de noviembre, no se ha hecho público todavía por parte del Ayuntamiento, aunque se espera que lo haga en próximas fechas.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude