El movimiento de pensionistas pide “carbón” para los políticos que no defiendan unas pensiones dignas

Una treintena de personas se han reunido este lunes en el Bulebar de la Travesía Iparragirre para solicitar unas pensiones dignas y una pensión mínima de 1080 euros que permita a todas las personas perceptoras de las pensiones públicas vivir con dignidad.

Por su parte, el Movimiento de Pensionistas ha pedido al Olentzero que deje “carbón negro-negro” a los políticos que no defiendan unas pensiones dignas. Dos representantes vestidos como Olentzero y Mari Domingi han reclamado en la habitual concentración de Bilbao que sus demandas sean “atendidas” por los políticos e instituciones.

En la concentración se ha cantado la canción del Olentzero con la yuda de txistularis  y coreado los lemas habituales, como “gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden” o “PNV, mójate”.

Andrea Uña, una de sus habituales portavoces, ha acusado a los políticos vascos y estatales de “no haberse portado bien este año” y ha confiado en que el próximo 1 de enero de 2020 “no se vuelva al 0,25 de subida mínima”, tal y como contempla el Índice de Revalorización recogido en la ley aprobada por el PP en 2011.

En favor de unas pensiones dignas en Gasteiz.   (Argazkia: Hala Bedi)

Uña ha recordado que el movimiento “quiere que la ley de 2011 se derogue, porque es lo que nos ha traído hasta esta situación. No podemos estar así, los derechos sociales no se pueden estar alargando y aplazando”.

También ha asegurado que les da igual “quién gobierne, pero que el gobierno que salga de las actuales negociaciones atienda las reivindicaciones de los pensionistas porque, si no, seguiremos con nuestras movilizaciones hasta que se cumpla lo que pedimos”.

Igualmente, se ha vuelto a llamar a las mujeres y hombres pensionistas a secundar la huelga convocada en contra de “la precariedad” y para reclamar “un trabajo, unas pensiones y una vida digna”.

Andrea Uña ha recordado que el apoyo a la huelga general desde el movimiento se ha dado porque “los sindicatos mayoritarios vascos han apoyado nuestra reivindicación” y porque “no queremos estar aquí más años con nuestras demandas; queremos que sean asumidas, a pesar de los intentos de dividir al colectivo”.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude