EH Bildu vota en contra del decreto de interinos por perpetuar la precariedad y abrir la puerta a los despidos

El Gobierno ha rechazado las propuestas realizadas por la coalición soberanista vasca con el objetivo de corregir las carencias del texto I La portavoz Mertxe Aizpurua ha denunciado la actitud del Gobierno y ha asegurado que el decreto aprobado no soluciona el problema de la interinidad, añade más incertidumbre y «abre la puerta a posibles despidos y subcontrataciones» en el sector público

«El decreto aprobado no soluciona el grave problema de la interinidad en la administración pública que miles de trabajadores y trabajadoras llevan soportando durante tantos años. Han intentado un parche que no modificará la situación, que no acabará con el problema, y que, además, ignorará las directrices de Europa sobre la cuestión». Así de contundente se ha mostró la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, en el debate sobre el decreto de interinos aprobado por la mínima en la Cámara Baja. Los cinco diputados y diputadas de la coailición soberanista vasca han votado en contra del Real Decreto por considerar que «abre la puerta a posibles despidos y subcontrataciones» en el sector público.

Aún así, sabiendo que era un mal decreto que no respondía a las necesidades ni demandas del colectivo afectado, EH Bildu ha actuado con responsabilidad y ha trasladado una propuesta «básica y lógica» al Gobierno que mejoraba sustancialmente el decreto y recogía las principales demandas de los sindicatos vascos y de los grupos de interinos. «Hemos hecho todo lo posible, todo lo que está en nuestras manos, para corregir y mejorar el decreto, para dar respuesta al problema de interinidad estructural de la administración y plantease medidas de carácter estructural para una solución integral», ha detallado Aizpurua.

Compromisos propuestos al Gobierno

El Gobierno, sin embargo, empujado por la falta de voluntad para llegar a un acuerdo, se ha negado a corregir las carencias del decreto, y los diputados de EH Bildu se han opuesto a su tramitación. Los cuatro compromisos que EH Bildu ha trasladado al Gobierno: Que la primera fase de los procesos de estabilización no sea eliminitoria, pudiendo así acceder a la fase de méritos; acceso directo a la fase de méritos para quienes lleven más de tres años en situación de temporalidad y han superado anteriormente un proceso selectivo; suspender la tasa de reposición mediante los Presupuestos Generales del Estado de 2022, hasta alcanzar al menos el 8% de temporalidad (que actualmente supera el 40%; respeto al marco competencial para que las comunidades autónomas y sus administraciones públicas cuenten con la capacidad para definir sus procesos de consolidación acorde a su situación de temporalidad, salvaguardando las coompetencias propias para que Nafarroa puede ejercer sus plenas competencias en materia de función pública.

«Así no se hacen las cosas»

Aizpurua ha reprochado al Gobierno que haya aprobado el Real Decreto sin tener en cuenta la realidad y las necesidades de las administraciones vascas, sin acordarlo con la mayoría sindical vasca, sin tener en cuenta las peticiones de interinos e interinas y sin dialogar con las fuerzas progresistas del Congreso. «Ustedes redactaron un decreto sin ninguna conversación previa, lo aprobaron sin contar con nadie, y lo traen aquí esperando que las fuerzas progresistas traguemos y lo aprobemos porque sí, porque ustedes lo dictan. Así no se hacen las cosas, así no se trabajan los consensos. Hoy, una vez más, los grandes damnificados son los trabajadores y trabajadoras», ha denunciado.

En Hego Euskal Herria hay más de 70.000 trabajadoras y trabajadores del sector público que sufren la precariedad de la contratación temporal, sobre todo en sectores tan importantes como la sanidad y la educación. La temporalidad supera ya el 40%. Cifras inasumibles que el decreto aprobado hoy no ataja, en opinión de EH Bildu: «Abre la puerta a posibles despidos y subcontrataciones, impide mediante las tasas de reposición contar con el personal necesario para el correcto funcionamiento de la administración y sus servicios y perpetua la precarización». Y es que lejos de atajar la temporalidad, el decreto del Gobierno no hace más que «añadir más incertidumbre» a las miles de personas que se encuentran en esta situación, según el grupo soberanista.

Falta de diálogo

La portavoz de EH Bildu se ha mostrado especialmente molesta por la falta de diálogo mostrada por el Gobierno tanto con sindicatos como con fuerzas políticas y ha advertido a la ministra de Función Pública: «He sido dura porque nos gustaría que entendiesen lo que supone gobernar en minoría y actuasen en consecuencia. Son ustedes los que deben ganarse el apoyo de los grupos, no al revés. No esperen que les apoyemos porque sí. Así ni se gobierna, ni se avanza, ni se afianza la mayoría progresista».

«Lo que ustedes llaman dialogo social no representa a la mayoría social ni sindical vasca, y en consecuencia no responde a nuestra propia realidad. La mayoría sindical vasca señaló desde el primer momento las carencias de este decreto y también expuso sus propuestas para corregirlo. Ustedes las ignoraron y ni siquiera se sentaron a negociar», ha recordado Aizpurua, que ha emplazado a la ministra Maria Jesús Montero a comenzar a trabajar desde mañana para hace un buen decreto que responda a las demandas de los y las trabajadoras. «No pierdan otra oportunidad», ha zanjado.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *