El equipo de intervención socio-educativa de Leioa, EISE, cumple 30 años

El servicio psicosocial del Ayuntamiento de Leioa, conocido como EISE, cumple 30 años. Un recorrido que ha permitido atender a un gran número de personas y familias de Leioa. Además del personal profesional que realiza su labor, el EISE cuenta con personas voluntarias que trabajan para ayudar a las personas que asisten a este servicio y al personal laboral, de manera totalmente desinteresada.

Durante estos 30 años son más de 100 las personas que se han dedicado de manera altruista en labores de voluntariado por lo que “hemos querido aprovechar este aniversario para agradecer la labor de todas esas personas”, apuntó el alcalde Iban Rodriguez.

El EISE, equipo de intervención socio-educativa y psicosocial de Leioa, trabaja principalmente con infancia y familia. Está compuesto por 6 educadores y una psicóloga, coordinados por la responsable técnica municipal de infancia y familia. Es un servicio municipal gratuito y preventivo, de promoción de la familia y el/la menor mediante medidas educativas de asesoramiento y apoyo integral.

También desarrolla una labor de orientación y contraste técnico con el personal profesional de los recursos comunitarios, con los que se trabaja en red, en materia de protección a la familia.

Atiende a todas aquellas familias con hijos e hijas menores de edad, que pasan por una situación de dificultad y que pueden requerir de un apoyo socioeducativo para poder seguir afrontando sus funciones de padres y madres de una manera adecuada: hijos adolescentes, conflictos en pareja… La intervención puede ser tanto individual como grupal o, incluso, comunitaria.

Las personas que prestan su labor de voluntarias trabajan principalmente en los Haurtxokos, en las colonias de verano, en la alfabetización de personas adultas y, ahora, sobre todo, en los apoyos escolares.

Datos que se mantienen también en 2020

El pasado año 2020 fue un año diferente en todos los sentidos con motivo de la pandemia, pero no fue un impedimento para que el EISE se adaptara a la situación mantuviera sus servicios. Se adaptaron con atenciones individualizadas, online o incluso con un seguimiento telefónico a las personas usuarias.

En 2019 fueron 369 las personas atendidas, mientras que en 2020 fueron 290, una cifra considerablemente alta teniendo en cuenta que el pasado año no se pudo trabajar con normalidad. Más de la mitad de estas personas habitualmente son mujeres, y el 60% nacionales.

El número de personas voluntarias sí que se vio incrementado el pasado año, pasó de 22 personas en 2019 a 31 en 2020. Un incremento significativo ya que la situación requería de un mayor esfuerzo y la gente se mostró aún más solidaria.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *