Erkoreka afirma que el plan vasco para afrontar el coronavirus «ha funcionado razonablemente bien», y que «se ha contenido el Covid-19»

Erkoreka añadió que «los equipos profesionales de Osakidetza y el Departamento de Salud están logrando mantener la tendencia positiva» e incidió en que «los expertos», según Erkoreka, afirman que «lo peor, ya ha pasado» y que nos encontramos en la «segunda fase». No obstante, no pudo obviar que las cifras de contagios y, sobre todo, de fallecimientos por la crisis sanitaria del COVID-19.

En referencia a lo que ha llamado «reinicio progresivo de la actividad laboral», Erkoreka aseguró que el Gobierno Vasco «ha estado trabajando para que sea ordenado y seguro para el conjunto de las y los trabajadores», mediante la elaboración de una «Guía de Actuación para el Arranque de la Actividad» que ha contado, según el portavoz del Gobierno Vasco, con la «colaboración, implicación y compromiso de todas las partes: sindicatos, organizaciones empresariales, servicios de prevención de OSALAN, Autoridad Laboral o Inspección de Trabajo y Seguridad Social».

El portavoz del Gobierno Vasco también hizo pública la decisión de «restablecer la oferta del transporte público para las jornadas laborales (…), si es preciso, el 100% del servicio público en las horas punta», con el «objetivo» de que se cumplan, también en el transporte público, «todas las medidas de control y prevención que las autoridades sanitarias han establecido», dando a conocer que el Departamento de Seguridad, «a través del voluntariado de protección civil, ha comenzado a repartir 494.000 mascarillas higiénicas» en los principales puntos de transporte público de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV), puntualizando que «su uso es voluntario», matizando que «la principal recomendación sanitaria sigue siendo el mantenimiento de la distancia social y el lavado frecuente de las manos».

Arnaldo Otegi, Coordinador general de EH Bildu. Fotografía: EH Bildu

EH BIldu pregunta si está garantizada la salud de los vuelvan al trabajo

El coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, había responsabilizado con anterioridad a Confebask y la CEOE, «pero también a Urkullu, Chivite y Sánchez» de la vuelta al trabajo de miles de trabajadores y trabajadoras a sus puestos de trabajo. Otegi aseguró que «a la ciudadanía se le ha pedido una y otra vez que actúe responsablemente», preguntando si «se ha actuado con la misma responabilidad hacia la ciudadanía», algo que Otegi puso en duda.

El responsable de EH Bildu afirmó que «Urkullu, Chivite y Sánchez no han actuado con responsabilidad, porque no tenían los deberes hechos: no hay mascarillas, no hay Equipos de Protección Individual (EPI), no hay test, no sabemos cuántos ciudadanos están contagiados, cuántos son asintomáticos, cuántos se hallan enfermos, no hay aplicación para su seguimiento, no hay estrategia comunitaria… sin tener todo eso se ha dado ese paso». Por ello, Otegi preguntó si «pueden asegurar mirando a los ojos a los miles de trabajadoras y trabajadores y a sus familiares que está garantizada su salud», afirmando que «nosotros creemos que no».

Asimismo, Otegi manifestó que «este tipo de medidas y decisiones ponen en peligro nuestra salud y nuestra economía. Hay una cosa que es peor que el confinamiento: que haya un segundo confinamiento. Eso sería un golpe grave para la salud y para la economía. La comunidad científica dice que hay un riesgo grave de que eso ocurra. Por eso, a nuestro juicio, esta medida es irresponsable y una xxxx. No porque queramos que los trabajadores se queden en casa, sino porque no estamos dispuestos a dar el paso de que vuelvan al trabajo ahora».

Garbiñe Aranbururen agerraldi telematikoa. Argazkia: LAB

LAB se opone a la vuelta al trabajo sin garantías «imprescindibles»

Garbiñe Aranburu, secretari general de LAB, ha incidido que los datos de las autoridades sanitarias como las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud no invitan a bajar la guardia ante la epidemia del coronavirus. «Desde el ámbito sanitario nos dicen que levantar las medidas puede ser peligroso», ha asegurado, añadiendo que Pedro Sánchez ha decretado la vuelta a la actividad en los sectores no esenciales «cediendo a la presión de la CEOEO y del binomio PNV-Confebask».

Aranburu también ha negado que se hayan recogido las aportaciones de los sindicatos en la Guía presentada por el Gobierno Vasco, al que ha reclamado que «deje de manipular, que hable claro, y que no intente vender a la ciudadanía la falsa idea de que el plan cuenta con el visto bueno de los sindicatos», emplazándole a que, si no es así, «que diga de qué sindicatos habla».

La secretaria general de LAB ha señalado que las aportaciones de LAB plantean, en primer lugar, que el plan que recoja las medidas de prevención «imprescindibles» ante el COVID-19 en cada empresa sea consensuado entre la plantilla y la dirección y comunicado a las trabajadoras y trabajdores con 48 horas de antelación y que deben incluir medidas individuales (EPIs), cómo se hará la entrada y salida al lugar de trabajo, las distancias en los puestos, la desinfección de zonas comunes…

Si las direcciones de las empresas no presentan el plan de medidas preventivas, o si no están consensuadas, LAB plantea que no se reinicie la actividad y sea Osalan o la Inspección de Trabajo quien decida si se garantiza o no la salud de los trabajadores en la vuelta a la actividad. Aranburu ha asegurado que «si no se presenta ese plan o si no ha sido acordado, llamaremos a las y los trabajadores a plantarse cuando su seguridad no esté garantizada».

En segundo lugar, LAB considera que han de garantizarse las medidas de seguridad a quienes están realizando labores esenciales y que los servicios básicos cuente con personal suficiente algo que «no se está cumpliendo en algunos ámbitos» y «tampoco hemos recibido respuestas» a esas demandas por parte de las administraciones competentes.

En tercer lugar, LAB considera necesario realizar «test rápidos a los trabajadores en sectores esenciales, también a los que están en confinamiento y tienen que volver a trabajar, y de forma progresiva para toda la población».

Sidenor Mittalen langileen protesta. Argazkia: ELA

ELA considera que el Gobierno Vasco «condena a miles de personas a reanudar el trabajo aunque corran peligro»

El sindicato ELA cree que los datos sanitarios «demuestran que a día de hoy estamos todavía lejos de controlar la pandemia», y aún así, «el gobierno español ha decidido reanudar la actividad en sectores no esenciales a pesar de la incoherencia que supone defender el confinamiento social y no hacerlo con parte de la actividad económica».

Ante ello, ELA ha advertido que «será necesario contar con medidas eficaces en los centros de trabajo para evitar de nuevo la propagación del virus y garantizar la salud de trabajadores y trabajadoras». ELA recuerda la propuesta realizada por dicho sindicato y critica que el Gobierno Vasco «ha aprobado por su cuenta la Guía para la puesta en marcha de empresas», a la que ELA achaca carecer de un «compromiso claro de cese de la actividad por parte de las empresas que pongan a sus trabajadores y trabajadoras en riesgo de contaminación como consecuencia de la falta de medidas preventivas» y «disponer de personal de inspección suficiente para realizar las labores de investigación y garantizar las medidas preventivas básicas».

ELA considera que con los recursos actuales de Osalan y la Inspección de Trabajo, «no es posible realizar una labor de investigación en los centros de trabajo sin representación sindical, investigar con rapidez las denuncias de los sindicatos o acudir a los centros de trabajo para la ejecución de las medidas», poniendo como ejemplo lo ocurrido en Sidenor. Según ELA, «el Gobierno Vasco nos ha vuelto a dejar solos ante los empresarios que ponen en riesgo la vida de los trabajadores y las trabajadoras», por lo que manifiestan su voluntad de paralizar la actividad «en los centros de trabajo donde se den estos incumplimientos» de medidas preventivas y de seguridad.

Por el contrario, ELA considera que la Guía hecha pública por el Gobierno Vasco «demuestra, una vez más, que la única obsesión del Gobierno Vasco es poner en marcha de cualquier manera las empresas, pero no quiere tomar recursos y compromisos para que los trabajadores y las trabajadoras sepan que eso se va a hacer de forma segura».

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *