Pensionistas vascos resisten en su compromiso por unas pensiones dignas

El Movimiento de Pensionistas consiguió que más de 9.000 personas mostrasen su apoyo en las movilizaciones del pasado sábado en la CAV

Como cada lunes, el Movimiento de Pensionistas ha comenzado su concentración con el agradecimiento a la participación en las movilizaciones del pasado sábado, día 5, en las que consiguieron sumar a más de 9.000 personas en las tres capitales y en otros 37 pueblos de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV).

En Leioa, el pasado sábado, con un muy mal tiempo al mediodía, fueron 37 las personas que se sumaron al llamamiento del movimiento de pensionistas. Hoy han sido unas 20 las personas que, nuevamente haciendo frente a un muy mal tiempo se han reunido en la Stoa del Bulebar en pro de unas pensiones públicas dignas y una pensión pública mínima de 1.080 euros mensuales.

Pensionistas de Leioa en la concentración del sábado en la Stoa del Bulebar I Foto: leihoa.info

Las movilizaciones se llevaron a cabo para mostrar el desacuerdo y la crítica del Movimiento de Pensionistas vasco ante las recomendaciones del Pacto de Toledo: «¡No queremos el Pacto de Toledo!», han dejado claro hoy también. Se han mostrado insatisfechos porque aseguran que las medidas establecidas en el pacto, lejos de suponer avances, resultan insignificantes. De hecho, entre las demandas que el movimiento lleva años reivindicando, el pacto sigue sin contemplar la derogación de las reformas laborales del 2010 y 2012. «Sin empleos estables y de calidad, sin salarios dignos y un SMI de 1.200 euros, imprescindibles para millones de trabajadoras y trabajadores, no es posible garantizar una Seguridad Social solvente, que garantice unas pensiones públicas y dignas para hoy y, sobre todo, para el futuro», consideran desde el movimiento.

Además, el Movimiento de Pensionistas ha explicado que no se debe olvidar su «insatisfacción» y «crítica» ante los Presupuestos Generales que, el jueves, se aprobaron en el Congreso. La «escasísima» subida de las pensiones sigue generando que muchas personas tengan que subsistir con pensiones muy bajas e incluso de «miseria».

Hoy, han explicado que, desde las instituciones se hizo un llamamiento para que los pensionistas dejasen las calles, alegando que sus reivindicaciones ya iban a cumplirse. No obstante, desde el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia no aceptan más palabras sin garantía de cumplimiento, porque aseguran que si no fuese por su lucha, así como la de movimientos sociales de estudiantes, feministas, algunos sindicatos, etc., se seguirían dando aún más recortes, que afectarían a la enseñanza, la sanidad o los cuidados. Es decir, recortes a los derechos sociales.

«Las movilizaciones son otro ejemplo más del enraizamiento y referencialidad del movimiento de pensionistas vasco», han sentenciado. Es el motivo por el que seguirán movilizándose durante las próximas semanas y hasta que vean cumplidas sus peticiones a favor de pensiones públicas, dignas y de calidad.

 

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *