Manifestaciones para rechazar la reforma laboral y defender el marco vasco de relaciones laborales

Se llevarán a cabo el 30 de enero en las cuatro capitales vascas convocadas por la mayoría sindical vasca I Según ELA «el único vencedor de la reforma laboral es la patronal I LAB reclama «rechazar esta reforma laboral en Madrid, en Euskal Herria y en las diferentes naciones del Estado; en el Congreso, en los centros de trabajo y en la calle»

«El único vencedor de la reforma laboral es la patronal. Así se ha pronunciado el secretario general de ELA Mitxel Lakuntza de cara a las movilizaciones convocadas en contra de la reforma laboral el 30 de enero por la mayoría sindical vasca.

Serán a las 12:00 horas del último domingo de enero en las cuatro capitales del sur de Euskal Herria. También llaman a realizar concentraciones en los centros de trabajo la víspera de la votación de la reforma laboral en el Congreso de Madrid.

Lakuntza ha recordado que tanto el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, como el de Confebask, Eduardo Zubiaurre, se han mostrado satisfechos con dicha reforma, porque “les han dado lo que quieren”, pues el acuerdo del Gobierno español, la CEOE y los sindicatos UGT y CCOO «son muy parciales y tienen que ver con la contratación y un único punto que es la ultractividad». Sin embargo, niegan que el grueso de las reformas de Zapatero y Rajoy se hayan tocado. En consecuencia, ha advertido de que las reformas laborales de Rajoy y Zapatero seguirán vigentes.

Además, el secretario general de ELA ha insistido en que la derogación es necesaria tanto por razones sindicales como democráticas. “Aquí existe otra mayoría que se debe respetar”. Por ello, “los convenios vascos, los que la clase trabajadora decide en este país, deben tener prioridad sobre los que se deciden en el Estado, y que tengan una seguridad jurídica que hoy no tienen”.

Mitxel Lakuntza ha vuelto a pedir el voto contrario de los partidos vascos en el Congreso de Madrid. “Pedimos a los partidos vascos con representación en el Congreso que se opongan a este fraude y mantengan viva la posibilidad de que esa reforma laboral pueda ser derogada. Y la mejor manera de hacerlo es votando no a ese decreto”. Asimismo, llama a la movilización para denunciar “la gran renuncia” de PSOE, Podemos, CCOO y UGT. “Nosotras vamos a oponernos para que estas reformas no se lleven adelante”.

Garbiñe Aranburu: «Hay que rechazar esta reforma en el Congreso, en los centros de trabajo y en la calle»

La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, ha destacado la necesidad de movilizarse en defensa del marco vasco de relaciones laborales: «Hay que rechazar esta reforma laboral en Madrid, en Euskal Herria y en las diferentes naciones del Estado; en el Congreso, en los centros de trabajo y en la calle».

Aranburu ha señalado que las reformas laborales deben derogarse especialmente por dos razones. De un lado porque «se tiene que garantizar el derecho a negociar aquí nuestros convenios sin ningún tipo de injerencia y nuestro marco propio de negociación colectiva, y esto se traduce en que los convenios autonómicos y provinciales tienen que prevalece sobre los estatales». De otro, porque «hay que modificar la normativa de los despidos, endureciendo las causas, recuperando el papel de la autoridad laboral o aumentando las indemnizaciones», ha afirmado la secretaria general de LAB.

Según LAB, «el resultado final del diálogo social es que no hay derogación, que no hay contrarreforma, que no hay modernización del mercado laboral. Se mantiene la esencia de la reforma del PP. Ese acuerdo se ha gestado al margen de la mayoría sindical de Euskal Herria y no responde a las reivindicaciones de los sindicatos aquí presentes. Este acuerdo deja muy claro donde están los límites del autogobierno».

Garbiñe Aranburu ha reiterado que no es un buen acuerdo para las y los trabajadores vascos al no garantizar «nuestro marco propio de negociación colectiva; porque los despidos seguirán siendo libres y muy baratos; y porque no transformará el mercado de trabajo. «Es un modelo que genera precarización y empobrecimiento de la clase trabajadora. Se trata de un acuerdo que sigue sin revertir un modelo construido sobre la base de la división sexual del trabajo y que no reconoce el valor político, económico y social del trabajo que realizamos las mujeres», ha explicado.

La secretaria general de LAB ha remarcado que hay que dejar in efecto esta reforma laboral: «En Madrid se juegan unos minutos del partido, minutos que son muy importantes, pero todo el partido no se juega en allí. Hay partido, también en Euskal Herria. Tenemos que obstaculizar la aplicación de esta reforma laboral. Al mismo tiempo, seguiremos defendiendo la necesidad de transformar las relaciones laborales y revertir el modelo que se ha indo instaurando reforma tras reforma. Esa transformación no va a ser posible en Madrid. Reivindicamos la necesidad de soberanía. Desde hoy se puede ir articulando un marco propio de relaciones laborales para garantizar un trabajo digno».

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.