SOS Kurkudi: «7 meses sin respuesta»

La plataforma SOS Kurkudi se ha quejado de que, después de siete meses, el ayuntamiento no ha respondido las alegaciones presentadas sobre el proyecto de construcción de un Club Deportivo privado en el terreno del Convento de las Dominicas situado en el monte Kurkudi.Según manifiesta en una entrada publicada en su página de Facebook, «a nosotros la pandemia no nos distrae y seguimos pendientes del proceso», a pesar de que «el ayuntamiento sigue sin dar respuesta a las 21 alegaciones presentadas por la plataforma ciudadana SOS Kurkudi el 31 de diciembre de 2019».La plataforma se ratifica en los tres ejes que «siempre han sido importantes y que, hoy en día, se nos hacen imprescindibles: conservar la naturaleza, promover los servicios públicos e impulsar una movilidad sostenible». Por ello, cree importante «tomar conciencia como pueblo de las razones para rechazar la desprotección del suelo de Kurkudi que quieren llevar a cabo desde el ayuntamiento de Leioa».

Según este grupo «no tiene sentido construir en la cima de un monte clasificado como suelo no urbanizable de especial protección cuando en Leioa hay suelo urbanizable para ello». Además, considera que «no es razonable construir ningún equipamiento en un lugar sin transporte público y a donde solo se puede llegar en coche». A juicio de SOS Kurkudi, «en un pueblo con muy pocos espacios protegidos, no se debería despreciar el impacto paisajístico que supondrá la edificación de más de 25.000 metros cuadrados del monte Kurkudi. El paisaje es también patrimonio cultural a proteger».

Esta plataforma ciudadana no ve ningún sentido a la remodelación puntual que se quiere llevar a cabo, «cuando la revision del PGOU es inminente». «Los Planes Generales se hacen para ser cumplidos, no para parchear al gusto de los poderosos (llámese congregación Dominicas, Promotora Atucha o Metropolitan)», manifiestan desde la misma. Para SOS Kurkudi «el suelo no urbanizable protegido tiene carácter reglado y los valores ambientales y paisajísticos que el propio ayuntamiento del otorgó en el Plan General de 2001 siguen vigentes e incluso han mejorado tras los 16 años sin apenas intervención en este suelo».

Por otro lado, el grupo critica el proyecto que el Gobierno local desea impulsar porque «conociendo los atascos de tráfico habituales en la zona, es inconcebible pretender añadir otro centro deportivo y hostelero en las proximidades de Artea». Por ello, y sabiendo las dificultades que tiene la pequeña empresa local (restaurantes, comercios, bares…) «también parece inapropiado seguir desarrollando las zonas periféricas en detrimento del tejido comercial y de servicios local».

Según manifiestan los defensores de que la zona protegida del monte Kurkudi continúe con igual protección dicen que «la información ha sido escasa y ha ocultado datos esenciales para comprender la dimensión exacta del proyecto. No se ha mencionado la superficie afectada, el volumen de edificación ni el hecho de la desprotección del suelo». Asimismo, «la voluntad de implicar a la población también ha sido casi nula. No se ha promovido una verdadera participación», a juicio de la plataforma SOS Kurkudi. Ponen como ejemplo de ello el Consejo Asesor de Planeamiento urbanístico, «utilizado como argumento de participación, realizado sin ninguna de sus asociaciones y con todos los nombramientos caducados desde 2013».

Por todas esas razones, SOS Kurkudi cree que el Gobierno municipal no debería «suscribir convenios en favor de la movilidad sostenible o decir que se apoya al medio rural por un lado, y desproteger por otro lado suelo y acabar con uno de los pocos espacios rurales que quedan en Leioa».  Cuando se consiga, «seremos un pueblo más satisfecho, tanto por haber sido consecuentes con los valores que defienden la naturalez, como por la importancia de habernos organizado y trabajado juntos para lograrlo», termina su entrada SOS Kurkudi.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *