La prestación de los servicios bancarios «siguen sin ser satisfactorios» para el movimiento pensionista

Ayer lunes el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria (MPEH) se movilizó para denunciar y reclamar las malas prácticas de las entidades bancarias que «afectan gravemente a la atención que como servicio público que son deben prestar a la ciudadanía en general y a las personas mayores en particular.

Sus reivindicaciones se trasladaron a las entidades de las capitales y de los municipios en los que el Movimiento de Pensionistas se reúne los lunes en concentraciones para reivindicar unas pensiones dignas y una pensión mínima de 1.080 euros. Así, en Leioa, fueron una quincena de personas las que recorrieron las entidades bancarias del centro del municipio planteando e informando sobre sus demandas.

15 personas recorrieron las entidades bancarias del centro del municipio I Foto: Leihoa.info

Según han dado a conocer, desde la comparecencia ante la Comisión de Políticas Sociales y Juventud del Parlamento vasco el 5 de noviembre de 2021 hasta hoy, han presentado una moción en un total de 187 ayuntamientos de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa. Y en 121 fue aprobada, y rechazada en 23. En otros 8 municipios se aprobaron otras mociones diferentes con el consenso de todos los grupos políticos de las respectivas corporaciones municipales. Y en otras 36 localidades, en su mayoría pequeñas, hasta el momento no se han llevado a cabo plenos para pronunciarse sobre la misma.

El Movimiento de pensionistas es consciente de que desde que inició sus denuncias se han corregido algunos problemas, pero, no obstante, «constatamos que la prestación sigue sin ser satisfactoria». Lo achacan a las malas prácticas que continúan implementando  las entidades financieras y la persistencia de los recortes en la prestación del servicio bancario.

En cuanto a las mejoras señalaron los horarios, la atención presencial, etc., «pero en otras siguen igual, manifestaron desde el MPEH: «No se ha dado respuesta al servicio a zonas rurales y barrios periféricos de las ciudades, el cobro de comisiones, cierre de cajeros automáticos o deficiente servicio de los mismos, incluso algún cierre de oficinas con posterioridad al 15 de marzo de 2022 y la resistencia a suscribir cuentas de pago básicas y a veces hasta inadmitiendo que se soliciten».

El Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria seguirá extendiendo las demandas recogidas en la moción a municipios que todavía no la han aprobado y «recoger las las reclamaciones respecto a las malas prácticas y recortes en los servicios que seguimos conociendo, para su divulgación pública y traslado a los organismos competentes».

Igualmente, continuarán demandando «desarrollar una banca pública como herramienta pública de socialización del crédito y el ahorro como referente del sistema financiero  de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) y Nafarroa.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *