Gure Esku pide al Parlamento vasco adoptar compromisos para la regulación del derecho a decidir

Los portavoces de Gure Esku Amalur Alvarez y Josu Etxaburu se han reunido hoy con Bakartxo Tejeria. A través de la Presidenta del Parlamento Vasco, Gure Esku ha hecho un llamamiento al Parlamento para que adopte una serie de compromisos en el camino hacia la regulación del derecho a decidir. Tras la reunión, han dado a conocer los compromisos que piden solicitan a la institución de la Comunidad Autónoma Vasca.

Alvarez y Etxaburu han manifestado que «últimamente, hemos escuchado a representantes políticos pronunciarse sobre el derecho a decidir. No obstante, más allá de sus palabras no existen iniciativas concretas. Parecen estar a la espera de lo que ocurra en otros escenarios, a que pasen los ciclos electorales. Preferiríamos escuchar menos declaraciones y ver más acciones. Creemos que la sociedad está cansada de escuchar que no es el momento idóneo. El ansia de soberanía de este país no se ha apagado; al contrario: ese deseo de soberanía alumbrará el 2 de julio 400 cumbres a lo largo del Pirineo».

Han asegurado que «como pueblo, queremos que nuestro futuro político esté en nuestras manos. El 70% de la ciudadanía de los siete territorios está a favor de decidir mediante referéndum. ¿Existe consenso más amplio que ése? ¿Cómo es posible que este parlamento, legislatura tras legislatura, siga posponiendo el debate sobre esta cuestión? El acuerdo político de 2018 representó a esa amplia mayoría, pero desde entonces los partidos se han distanciado de esa mayoría».

Los miembros de Gure Esku han puesto diversos ejemplos de lo que supones vivir en un país falto de soberanía: «La gestión de la crisis sanitaria ha puesto de manifiesto lo débil que es el autogobierno de nuestro país y lo fácil que resulta arrebatarnos desde Madrid y París nuestras limitadas competencias. A nuestras instituciones les faltan herramientas para cuidarnos, les falta capacidad para tomar las medidas necesarias. Por eso, después de todo lo vivido, deberían tener la determinación de profundizar en la soberanía, ya que las urgencias de cada momento tienen mucho que ver con los retos del futuro. La lucha de muchos alumnos y alumnas, profesoras y ciudadanas en Iparralde para poder hacer sus exámenes preuniversitarios en euskera ha conseguido que Euskal Elkargoa asuma el compromiso de recoger y encauzar esta reivindicación».

Además, han recordado que la mayoría de las vascas y los vascos «no hemos tenido la oportunidad de ratificar o actualizar el marco jurídico-político vigente. No hemos elegido vivir divididas en tres ámbitos administrativos y dos estados. No podemos permitir que este tipo de decisiones estén en manos ajenas, deben estar en nuestras manos».

Alvarez y Etxaburu defienden «dar voz a la ciudadanía, tomar la palabra. Los y las vascas tenemos derecho a decidir nuestras instituciones públicas, nuestro estatus político y nivel de autogobierno, y las relaciones entre nuestros territorios de forma directa, libremente y sin límites. Como todas las naciones del mundo, tenemos derecho a la autodeterminación de nuestro pueblo. Por lo tanto, necesitamos herramientas de decisión a disposición de la ciudadanía, entre ellas, los referéndums».

Los portavoces de Gure Esku se han reunido con la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria I irudia: Eusko Legebiltzarra

Los portavoces de Gure Esku han afirmado que la ciudadanía vasca «quiere decidir a través de referéndum y vamos a por ello. Y en ese proceso, la misión de las instituciones es regular y dar cauce a la voluntad de la ciudadanía». Piensan que con el manifiesto Hamaika Gara han interpelado a las instituciones vascas para que “asuman, regulen y desarrollen la plena capacidad de celebrar referéndums”, recogiendo 21.389 firmas en plena pandemia. En esa misma dirección, el 18 de diciembre, presentaron la Declaración de Arantzazu junto a 100 personas referentes de Euskal Herria, haciendo un llamamiento a las instituciones para “institucionalizar y legislar el derecho a decidir”. No son las únicas iniciativas en este sentido: «la sociedad ha mostrado durante años su voluntad y compromiso, tanto antes como después de que se creara Gure Esku, con las consultas populares, cadenas humanas y movilizaciones masivas que hemos llevado a cabo durante nueve años.

Por ello han interpelado a instituciones de toda Euskal Herria, «y vamos a seguir haciéndolo», han asegurado. Así, han solicitado al Parlamento Vasco que «abra un debate, a mas tardar en el curso político 2022/2023, para iniciar un proceso de decisión y determinar los pasos para decidir nuestro futuro político».  Solicitan un debate «transparente y abierto» y que en el mismo se escuche y atienda la voluntad de la ciudadanía. También reclaman basar el proceso de decisión en la participación ciudadana, «previendo mecanismos e instrumentos para ello, incluyendo una consulta para ratificar la voluntad de la ciudadanía vasca». Por último, han pedido que «el Parlamento Vasco dé cauce a estos compromisos y se logren los acuerdos pertinentes para convertir el derecho a decidir en ley».  En síntesis, han llamado al Parlamento Vasco a retomar este mismo otoño «el debate que lleve a convertir el derecho a decidir en ley y habilite mecanismos que garanticen la participación de la ciudadanía en ese debate».

Sin embargo, no van a esperar su respuesta: «Nuestro compromiso para ejercer el derecho a decidir es firme e irreversible, y no vamos a aceptar ni bloqueos ni vetos a la voluntad mayoritaria, ya que es antidemocrático. Haremos lo que esté en nuestras manos para avanzar, porque se puede hacer camino tanto en los parlamentos como fuera de ellos.

Por eso, han llamado a toda la ciudadanía de Euskal Herria a acudir el 2 de julio a iluminar la Vía Pirenaica. «Catalanas y vascas iluminaremos cerca de 400 cumbres en todo el Pirineo utilizando faroles especiales y linternas, dibujando una línea de luz desde el cabo Higuer hasta Creus, desde el Cantábrico al Mediterráneo. Lo harán con tres objetivos principales: reclamar la atención de la comunidad a favor del derecho de autodeterminación de los pueblos, dar el salto a la colaboración entre el pueblo catalán y el vasco y que la ciudadanía vuelva a ilusionarse y «avanzar hacia nuestra soberanía».

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.