El Ayuntamiento gana el recurso de Pinosolo a Aros y Viuda de Sainz

Según ha podido saber leihoa.info, la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha dado la razón al Ayuntamiento de Leioa en el recurso presentado por la institución local. Como consecuencia de este fallo, el Ayuntamiento no tendrá que abonar a la UTE Pinosolo, formada por las empresas Aros y Viuda de Sainz, los 657.595 € que dichas empresas reclamaban como indemnización por el ‘lucro cesante’ consecuencia de la decisión municipal de dejar sin efectos los contratos suscritos con dichas empresas para la ejecución del fallido proyecto del Polideportivo de Pinosolo.

Esta decisión, de la que no se han hecho públicos los detalles por parte del ente local, contradice la decisión de la sala de lo civil y penal del TSJ rechazando el recurso del Ayuntamiento que mantenía la indemnización de 657. 595 € fijada por el laudo de la Corte Arbitral de la Cámara de Comercio de Bilbao. El recurso del ente local fue aprobado en un Pleno extraordinario del pasado mes de febrero con el voto favorable del PNV, EH Bildu, Esnatu Leioa y PSE y la abstención de los 2 concejales del PP.

En aquel fallo dela sala de lo civil y penal dado a conocer el pasado mes de junio, la misma consideraba al Ayuntamiento entidad «sucesora» de la sociedad mercantil Leioa Kirolak, creada expresamente para la realización de las obras del nuevo polideportivo y, consecuentemente, debía asumir «todos sus derechos y obligaciones», por lo que ratificaba el fallo del laudo de la Corte Arbitral de la Cámara de Comercio de Bilbao y rechazaba que el Ayuntamiento no debiera someterse al arbitraje de dicha Corte.

El fallo, no obstante, no es firme, dado que puede recurrirse ante el órgano jurisdiccional competente.

Un proyecto fallido que  sigue trayendo cola

El fallido proyecto de construcción de un nuevo Polideportivo en la zona de Pinosolo sigue provocando decisiones judiciales contradictorias después de haber abandonado el Ayuntamiento el proyecto que costó su puesto al anterior alcalde, Eneko Arruebarrena, actualmente recolocado en Metro Bilbao.

El Ayuntamiento, además, abonó a la UTE Pinosolo 1,6 millones de euros por distintos trabajos realizados, y decidió finalmente paralizar las obras y deshacer la sociedad Leioa Kirolak, encargada de gestionar el proyecto de nueva infraestructura deportiva tras confirmrse las irregularidades detectadas en la gestión del proyecto.

Las compañías miembros de la UTE Pinosolo (Aros y Viuda de Sainz) solicitaban al consistorio local el pago de 3,2 millones de euros por otros trabajos que alegaban haber realizado y en concepto de lucro cesante.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *