El MPB llama a «redoblar la presencia en las calles por unas pensiones públicas dignas y suficientes»

La concentración de los y las pensionistas de Leioa ha reunido hoy a 20 hombres y mujeres en el Bulevar de la Avanzada para reivindicar unas pensiones públicas dignas y una pensión mínima de 1.080 euros.

Por su parte, en la habitual concentración ante las escalinatas del Ayuntamiento de Bilbao, los portavoces del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia han asegurado que son momentos de redoblar su presencia en las calles, luchando por sus derechos, acompañando a las trabajadoras y trabajdores de la sanidad, y sobre todo a los y las trabajadoras de cuidadnos profesionalizados y de apoyo a las residencias.

Respecto a las recomendaciones del Pacto de Toledo, en concreto la referida a la brecha de género de las pensiones, mencionada el pasado jueves durante una comparecencia del Ministro de inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá en el Congreso, los pensionistas han calificado sus manifestaciones de «indignantes», ya que situaba el origen de la misma desde el momento en que las mujeres tenían hijos y dejaban de trabajar, señalando que esta situación se está solucionando desde que en el año 2016 se incorporó un complemento en las pensiones de 5 o 10% según hijos, con una sentencia europea que reconoce también ese complemento a los hombres, lo que, según manifestaron «produce un efecto perverso», porque aumenta la brecha de género al cobrar los hombres más.

“Reducir la brecha de género únicamente a la maternidad, es negar la realidad de las mujeres trabajadoras y de las pensionistas, sean madres o no”, han afirmado las pensionistas.

En ese sentido, han recordado el sufrimiento de las mujeres pensionistas, de las mujeres trabajadoras con sueldos y cotizaciones más bajas, con contratos temporales o a tiempo parcial, carreras laborales cortas e insuficientes, empleos infravalorados, invisibilización de los trabajos de cuidados, y de las trabajadoras de hogar, de las mujeres en la economía sumergida, actividades con cotizaciones baratas, reducciones de jornada para cuidados, excedencias para ayuda a dependientes, etc. En resumen, se trata de «situaciones que tienen un impacto negativo en sus cotizaciones, y de ahí la existencia de pensiones de miseria de un elevado número de mujeres». Por ello, precisan que la clave está en defender unas pensiones mínimas de dignidad de 1080 euros, una pensión de viudedad del 100% y defender unas pensiones públicas, dignas y suficientes.

Además, en la concentración de hoy el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia recibió el Premio Internacional al periodismo comprometido con el pueblo saharaui en su categoría de movimientos sociales, entregado por la periodista Fatma Galia, que ha hecho entrega del reconocimiento a todas y todos los pensionistas “por su justa lucha y defensa de las pensiones dignas como el futuro de todos”.