La Policía Local muestra su «hastío» a la nueva Corporación municipal

Una amplia representación de la plantilla de la Policía Local se personó en el Pleno Extraordinario celebrado el pasado 2 de julio en el Salón municipal en el que se celebraba la reunión para decidir los nombramientos, organización de las Comisiones Informativas y los sueldos y dietas de los corporativos para mostrar su «hastío» con la situación «de descontento y el consiguiente nerviosismo que se está dando en el seno de la plantilla desde hace años».

Los miembros de la plantilla repartieron un documento entre los concejales de las distintas fuerzas políticas municipales en el que mostraban su queja porque «después de largo tiempo en reuniones llevadas a cabo con la Jefatura de la propia Policía local, la alcaldía y el Jefe de Personal, no se han corregido las situaciones denunciadas, sino que han empeorado», pidiendo a los corporativos acciones y pasos para «revertir la situación actual» que dicen sufrir.

Los agentes se quejan de la cada vez mayor carga de trabajo y funciones «que no son de nuestra competencia» que tienen que afrontar. Ponen de manifiesto que la plantilla de la Policía local no es correlativa al número de habitantes del municipio, planteando que «está en las últimas posiciones, si no es la última de los municipios vascos, en cuanto al ratio agentes por mil habitantes». Considerando la «recomendación de 1,8 agente por cada mil habitantes, Leioa está en 1,27 agentes».

Falta de personal de calle, de atestados y oficina

Consideran los agentes que «Leioako Udaltzaingoa está a falta de personal tanto en la calle como en el departamento de atestados y oficina» y plantean que «hace falta sacar puestos de nueva creación y cubrir las vacantes producidas por diferentes motivos en el menor tiempo posible», quejándose de que a lo primero «siempre hemos escuchado un no por respuesta» y, respecto a lo segundo protestan por «la tardanza en la realización de la OPE propia de Leioa y poder tener bolsa propia de interinos a la vista de la nefasta gestión que se está haciendo por parte de Arkaute». Y solicitan que la nueva corporación nombre un concejal de seguridad ciudadana como órgano de interlocución con la Policía local «dada la dificultad para podernos reunir con la alcaldía».

Por todo ello, plantean la ampliación de la OPE propia (en la que se ofertan un total de 7 plazas) de Policía local en 12 plazas de nueva creación (lo que supondría alcanzar una plantilla de 53 agentes); mantener a los interinos que no se hagan con una plaza en propiedad «para garantizar la calidad y seguridad del servicio, acercándonos así al ratio de agentes recomendado»; creación de una bolsa de trabajo propia con los resultados de esa OPE; incluir en dicha OPE las jubilaciones recientemente acaecidas; realizar un proceso de promoción interna a agente de primera, dado que solo 1 de los seis puestos de plantilla existentes está cubierto en propiedad; y cubrir todas las vacantes existentes en la plantilla de suboficiales y oficial jefe recientemente jubilado.

Actualización salarial y dependencias inadecuadas

Según relatan en su escrito, hace años, el Ayuntamiento planteó un aumento de la «disponibilidad» de la plantilla como fórmula para incrementar las retribuciones de la plantilla.

Ahora, tras ver «cómo la mejora de la situación económica global ha permitido a otros ayuntamientos del entorno aplicar una subida del 5% aproximadamente sin tener que recurrir a una ampliación del calendario laboral, es hora de consolidar dicha «subida» en el sueldo», según la plantilla de la Policía local de Leioa.

Los agentes también se quejan en su prolijo documento de más de cuatro páginas de las deficiencias materiales existentes en su departamento, relativas a la falta de renovación de los vehículos y el sistema informático que utilizan, la inadecuación de diversas dependencias («cabe mencionar especialmente cómo están los vestuarios de las mujeres o acceso con detenidos para realizar las diligencias o traslado al calabozo») de la Policía local, que provocan que se incumplan «reiteradamente los principios básicos de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), por lo que solicitan adecuar las mismas «e incluso sacar a la Policía de la casa consistorial» y ubicarla «en un lugar más adecuado y grande».

Los policías locales trasladaron a los corporativos su disconformidad por las situaciones planteadas en su escrito y que «no cesarán en el empeño» por conseguir sus reivindicaciones, planteando su hastío por su «precariedad», no descartando «iniciar medidas y/o actos reivindicativos con el fin de que en el menor tiempo posible sea reconducida la situación actual».

A las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *