M8 :: Dos caras muy diferentes de la huelga y movilizaciones feministas

Ayer 8 de Marzo, al hilo del Día Internacional de la Mujer, se llevaron a cabo paros, movilizaciones, celebraciones y todo tipo de acciones organizadas por los distintos grupos de mujeres, feministas, sindicatos, etc. No hay duda que el de ayer fue un día distinto. El llamamiento realizado por el movimiento feminista a nivel internacional para realizar una jornada de huelga tuvo un seguimiento muy amplio en Euskal Herria. Las movilizaciones también fueron muy exitosas, tanto las matutinas, vespertinas como las nocturnas. En este caso, el adjetivo histórico se lo tiene bien ganado el día de ayer.

Ayer las mujeres hicieron huelga con el objetivo de visibilizar las desigualdades, opresiones, violencias y discrimanciones de todo tipo que sufren. El éxito alcanzado ha sido muy significativo. Los hombres, aunque sea por una vez, se quedaron en un segundo plano: sin llamamiento a hacer huelga (salvo los de algunos sindicatos que se situaron al margen del llamamiento del movimiento feminista), con un día al menos a cargo de los trabajos domésticos y de cuidados, siendo sólo las mujeres llamadas a participar en las movilizaciones de la mañana, papel de secundarios en las de la tarde-noche… Ese fue el rol de los hombres en el día de ayer. El protagonismo correspondió a los grupos de mujeres, feministas, sindicatos, etc.

El día deja muchas imágenes e iniciativas. Llamativas y no tan llamativas, grandes y pequeñas, aplaudibles y deplorables. leihoa.info ha querido recoger dos en este pequeño rincón. Acontecidas en nuestro municipio. Son las siguientes:

El club de baloncesto de nuestro pueblo se ha mostrado a favor y ha llamado a participar «a todas las personas» en las huelgas, paros, manifestaciones, etc. convocados con motivo del Día Internacional de la Mujer, «las mujeres de forma activa, cada cual en la medida que pueda, y los hombres ayudando a las mujeres y facilitando su participación» manifestaba el club en su página web. El LSBT terminaba su breve mensaje manifestando que «la lucha en favor de la igualdad es responsabilidad de todas y todos». Acompañaba el mensaje, además, de la imagen especialmente distribuída para llamar al planto de las mujeres en la huelga feminista del 8 de Marzo.

Un profesor golpea con su bastón a dos alumnas en el Campus de Leioa de la UPV/EHU

En la UPV/EHU, el movimiento feminista del alumnado llamó ayer a realizar una kalejira musical en el Campus de Leioa. La misma se realizó con total normalidad hasta que llegó a la Facultad de Medicina y Enfermería. Según han señalado en una nota distribuída a través de las redes sociales, «hemos recorrido con música facultad a facultad invitando a toda mujer* a sumarse. Cuando hemos llegado a la Facultad sanitaria nos hemos acercado al Departamento de Cirugía». Según han señalado las alumnas feministas de la universidad, «hemos decidido acercarnos a la puerta del director del departamento por los problemas que hemos tenido con él anteriormente; su respuesta ha sido atacarnos: ha golpeado a dos alumnas con su bastón y nos ha insultado a todas reiteradamente». Ante estos sucesos, las feministas han solicitado «estar atentas a las movilizaciones de los próximos días», porque «esto no quedará así». «Con anterioridad ya hemos tenido problemas en las clases con este profesor por sus comentarios machistas», han manifestado las alumnas feministas.

Fuentes de la UPV/EHU, por su parte, han manifestado que están realizando «diligencias informativas» con motivo de lo acontecido ayer, sin querer realizar precisiones ni opiniones al respecto, dado que «queremos ser prudentes». Según ha sabido leihoa.info, miembros de la empresa de seguridad de la UPV/EHU tuvieron que separar y alejar al director del Departamento de Cirugía, Radiología y Medicina Física de las alumnas feministas.

I. G-A. M. es el profesor denunciado por las alumnas feministas, director del Departamento de Cirugía, Radiología y Medicina Física. Además del cargo que tiene en la actualidad, ha sido miembro del Decanato de la Facultad durante varios años y es conocido como miembro del Opus Dei. Ha tenido problemas en más de una ocasión por sus opiniones ultraconservadoras y ultrareligiosas. También le han atribuído misoginia en más de una ocasión. Además, ha tenido más de un problema con la Comisión de Bioética de la UV/EHU con anterioridad a este último suceso.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *