Macrosumario 11/2013, una nueva polémica en la Audiencia Nacional (y III)

Xabier Sainz de la Maza Bilbao I Abogado

Todo esto me hace pensar que este proceso judicial no responde a la lógica de los principios fundamentales del derecho penal ni a la lógica de la persecución del delito. Más bien, se ha buscado estirar el concepto de terrorismo hasta nuevos límites para eliminar los derechos de protesta, manifestación, asociación y participación política. En mi opinión, el verdadero objetivo de esta contienda judicial es obstaculizar y eliminar el activismo o militancia política que no es del gusto del Gobierno. Para ello, se han saltado a la torera los principios de legalidad y de intervención mínima, e independientemente de cuál sea el fallo del tribunal que enjuicie este pleito, Gobierno y Fiscalía ya han conseguido su objetivo: Herrira ya no existe, l@s activistas enjuiciad@s se han tenido que cuidar muy mucho de hacer política (bajo amenaza de cometer nuevos delitos), y al resto de ciudadanos nos han metido el miedo de participar en ciertas “movidas” (con el riesgo de poder perder hasta a nuestro abogado).

No olvidemos que desde 2013 (momento en el cual empezó el proceso), se ha ordenado con carácter cautelar la suspensión de actividades de Herrira, se han cerrado un centenar de cuentas de correo electrónico, páginas web, blogs, cuentas de twitter y Facebook, se han precintado las sedes sociales (públicas) de Herrira en Bilbao, Hernani, Gasteiz e Iruñea, se ha prohibido a los acusados participar y organizar (durante todo este tiempo) actos a favor de los derechos de los presos, se les ha obligado a comparecer en el Juzgado cada dos semanas, se les ha retirado el pasaporte, se les ha prohibido salir del Estado, y se les han impuesto fianzas dinerarias altísimas para eludir la prisión provisional. Especial mención merece el caso de los abogados enjuiciados, a los cuales se les ha registrado sus despachos profesionales, se les ha incautado información confidencial de sus clientes, y a dos de ellos se les ha impuesto prisión provisional sin fianza durante dos años, en régimen de aislamiento y en cárceles muy alejadas de sus hogares. Además, se les ha prohibido, con carácter cautelar, hacer rondas en las prisiones para visitar a sus clientes.

Antes incluso de la celebración del juicio, las tan gravosas medidas cautelares descritas (que ya duran 6 años), así como la celebración de un juicio en un juzgado que no es el natural de los acusados (en Madrid, con la ingente cantidad de gastos  de desplazamiento y estancia que ello supone), implican per se una losa muy grande para seguir realizando una actividad política para cualquier persona.

Ahora que ya estamos en septiembre, y a las puertas de lo que resulta a todas luces un juicio injusto, debemos reivindicar dos cosas: Por un lado, la absolución de las 47 personas enjuiciadas. Por otro, un futuro en el que pueda hacerse política de forma libre, sin la amenaza de un castigo policial y judicial en el caso de que la opción elegida sea políticamente incorrecta. Tal y como dicen los 47 en su página web, “la convivencia, la paz y la justicia son tesoros muy preciados para cualquier sociedad, también lo son para la nuestra. Debemos responder a ese deseo de la sociedad vasca y parar los procesos creados y puestos en marcha en el marco de una lógica de conflicto, para que no contaminen el presente que estamos construyendo”.

Por todo ello, invito a participar en las siguientes movilizaciones que, bajo el lema “giza eskubideak, askatasuna, etorkizuna, herrian!”, se celebraran los próximos días:

  • La primera se celebrará mañana viernes, 6 de septiembre, en Romo, puesto que uno de los acusados, Óscar Sánchez Setién, es de allí. A Oscar lo hemos podido ver en numerosas ocasiones por Leioa y sus barrios, ya que suele frecuentar las fiestas de nuestro pueblo, y podemos verlo un viernes cualquiera tomando algo por los bares del centro.
  • La segunda se celebrará el próximo sábado 14 de septiembre en Bilbao .

Por la absolución de los 47, y por un futuro mejor para todos y todas.

A las redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *